¿Y ahora qué?

José María Sánchez Cañabate · Almería

 280915

Como sabéis, ‘Almería Al Día’ es un blog informativo y opinativo centrado en la actualidad de la provincia de Almería. Y como sabéis, ayer se celebraron en Cataluña unas elecciones autonómicas que estaban planteadas por la lista de unidad independentista como un plebiscito precisamente sobre ello, sobre la independencia.

A partir de hoy, en Cataluña puede conformarse un gobierno de coalición que puede estar integrado completamente por fuerzas que creen que en dicha comunidad ha de iniciarse un proceso cuyo fin sea la independencia con respecto de España. O no. Si miramos la Constitución, lo que se dice es que tal proceso es ilegal y anticonstitucional, pero el gran problema es que estas fuerzas, en las que ha confiado el gobierno catalán la mayoría de los ciudadanos que han votado, no creen en la Constitución y la han negado por activa y por pasiva.

Al margen de las trampas, que se están convirtiendo en parte del paisaje para determinadas fuerzas y para determinados políticos, porque aquí se ha planteado un plebiscito camuflado en unas elecciones autonómicas y además no se ha dicho qué resultado es el que se tiene que dar para que los tramposos den por aprobado el ‘sí’ plebiscitario, la pregunta es, ¿y ahora qué? ¿Ahora qué pasa? ¿Irá todo esto en serio? ¿Empezamos a creer en una España sin Cataluña y viceversa? ¿Cómo afecta esto a España? ¿Y a Almería? Porque a Almería también le afecta.

Anoche, como es costumbre en una velada post-electoral, todos los partidos decían haber ganado. Sin embargo, la realidad es que todos han perdido: la coalición Juntos por el sí (Convergencia y Esquerra) no han logrado la mitad de los votos, que en su lógica (ilegal, pero lógica) podría significar la aprobación social de la independencia; Ciudadanos no ha logrado contener la marea nacionalista, aunque obviamente es el que mejor resultado ha cosechado; PSOE se ha quedado en 16 escaños, cuando hace menos de una década logró gobernar Cataluña; PP cae hasta los once, al igual que la ‘secuela’ de Podemos, que se pega el que posiblemente haya sido el mayor golpe; y la CUP, el partido independentista de extrema izquierda, es la fuerza con menos presencia en el Parlament, con diez escaños; un buen resultado para un minoritario, pero ni mucho menos para creerse nada de nada.

Hablando en términos almerienses, más allá de cuestiones capitales para nuestro futuro como españoles, veamos, por ejemplo, que Cataluña no sólo es un mercado muy importante para los productos almerienses, sobre todo hortícolas, sino que además es la salida natural de todos ellos, por carretera, hacia el resto de Europa; y recordemos que la gran mayoría de nuestra economía se nutre de las exportaciones agrícolas al continente.

Además, Almería tiene una importante comunidad afincada en Cataluña, como también en nuestra provincia hay gran cantidad de catalanes. ¿Qué pasaría con todo eso si se materializa la independencia?

Y más allá de eso, ¿cómo quedaría socialmente, económicamente, políticamente, internacionalmente y en todos los sentidos una España sin Cataluña?

Y voy más allá: ayer fue el día del Alberdi Eguna, el día de Partido Nacionalista Vasco, que lo celebró con un acto en el que su presidente advirtió que espera que se produzca una consulta legal sobre el futuro de Euskadi, dentro o no de España.

Bueno, pues un escenario que nos parecía remoto, ya está aquí. Parece que es hora de empezar a tomárselo en serio y de que los partidos nacionales empiecen a pensar cómo conjugar verdaderamente los intereses de España y Cataluña, sin que triunfen soluciones extremas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>