Vuelve el AVE

Tomás López · Almería

050815

Es la noticia del día, de ayer y de hoy; la que abre coincidentemente las ediciones digitales de los tres periódicos a estas horas: el Gobierno del Estado ha incluido, en sus presupuestos para el próximo año, 110 millones de euros para el AVE entre Almería y Murcia y un millón para el soterramiento del paso a nivel de El Puche, para el que el año pasado destinó medio millón.

Conoceréis vosotros que el AVE y el paso a nivel de El Puche se han convertido en los grandes enemigos del desarrollo almeriense en el final del siglo XX y comienzo del XXI, como la llegada del ferrocarril fue el ogro en el final del XIX y principios del XX.

Los presupuestos aumentan la inversión del Estado en Almería y eso es una buena noticia. Y ahora lo importante es que el grado de cumplimiento de esos presupuestos, tanto en este apartado como en otros como en otras como la reparación de la desaladora del Bajo Almanzora, la conexión de depósitos del Levante con la conducción de la desaladora de Carboneras al Almanzora, la accesibilidad ferroviaria al Puerto, un Centro de Inserción Social en El Puche, así como diversas inversiones en carreteras y accesos y los estudios de proyectos para el AVE a Granada.

Sin duda, son todas inversiones tan importantes como interesantes para la provincia de Almería. Sin embargo, yo personalmente me quedo con el AVE; con el AVE y con la supresión del paso a nivel de El Puche.

El tren es un mal endémico de nuestra provincia, arrinconada en la península, histórica y geográficamente lejana de los centros de poder y de decisión, no de paso para ningún destino y sí final de trayecto en todos ellos.

Es lógico que una provincia que es final de trayecto tenga más dificultades para ver completadas sus infraestructuras de transporte, especialmente ferroviarias. Por Valladolid, por Burgos, por Alcázar de San Juan o por Linares-Baeza pasan trenes que tienen destino en muy diversos puntos de la geografía española.

Sin embargo, llegado a este punto, Almería posee un factor que lo convierte no en destino de paso, sino en origen de un recorrido que no sólo es vital para los almerienses, sino también para el resto de España. De nuestra tierra se extraen las mejores hortalizas de Europa y el mármol más cotizado del continente junto con el italiano de Carrara.

La llegada de la alta velocidad ferroviaria se antoja vital para hacer llegar estas mercancías al resto de Europa de manera rápida y eficiente, a la par que esas mismas vías sirven para mejorar el acceso de turistas a una zona con gran demanda, pero al mismo tiempo con grandes dificultades de acceso, como es Almería.

La consignación presupuestaria es una buena noticia, que ha de ir acompañada de realidades infraestructurales, por el bien de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>