Verano de tragedia en nuestras playas: más prudencia, por favor

José María Sánchez Cañabate · Almería

 040815

Lamentablemente, la ocupación hotelera, el balance económico de los restaurantes, el florecimiento de la industria turística auxiliar o el aumento del tráfico en nuestras carreteras no son los únicos indicadores de la consolidación de nuestra provincia como destino turístico tanto para españoles como para extranjeros.

Tendrá o no relación, no es fácil de saber, pero la realidad es que este año se han multiplicado los accidentes mortales o de graves daños en nuestras playas, especialmente en las del Parque Natural Cabo de Gata Níjar.

Está siendo un verano tráfico, muy trágico en nuestra costa. Y no porque el tiempo esté siendo especialmente dañino. Habrá que ver cuáles son los factores que han provocado el incremento de accidentes, aunque es evidente que la falta de prudencia es uno de ellos.

El mar es traicionero, ya lo decían nuestros mayores; y esa conciencia parece que se está perdiendo. Anda por ahí rodando una fotografía en la que se observa perfectamente, en una playa, dónde están situadas las corrientes y, por tanto, donde es peligroso bañarse, incluso cerca de la orilla.

En verano son muchos, cada año más, los turistas que se acercan a nuestras costas, pensando que el Mediterráneo es un mar apacible y en el que se puede confiar. Y ello es cierto dependiendo de con qué se le compare. Pero la realidad es que nuestro mar tiene también sus peligros, como se está demostrando; y más aún en una zona en la que se multiplican las calas y pequeñas playas, en las que no es factible instaurar servicios de vigilancia en todas ellas.

En las más pequeñas, ha de ser la prudencia y cuidado del propio bañista la que trabaje en evitar los accidentes y los sustos.

Desgraciadamente, ya no podrá evitarlo el joven de 35 años fallecido ayer tras ahogarse en la Cala del Plomo. Un momento de descuido, de exceso de confianza, resulta fatal hasta para las personas que, aparentemente, más controlada y dominada puede parecer que tengan las situaciones.

Descanse en paz el fallecido y, a los que quedamos en pie, por favor, mucha prudencia a la hora de entrar en el mar.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>