Tres meses de espera

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 280716

Leemos en Ideal la noticia de que el Servicio Andaluz de Salud ha rectificado y sí va a atender con cierta celeridad la demanda de un ciudadano que, diagnosticado de cáncer de colon, había sido incluido en una lista de espera con tres meses para la operación.

Queriendo ser justo con los servicios sanitarios, puede entenderse que éstos sufren los mismos problemas que cualquier otra entidad o administración, pero también hay que decir que son ellos mismos los que deben dotarse de mecanismos válidos para que cualquier contingencia o problema no les afecten como a ellos.

Leo también que los sindicatos médicos de Torrecárdenas se quejan de falta de personal, una circunstancia que es ya típica y habitual en esta época del año.

Siendo esto así, más que pedir exigimos que la administración correspondiente dedique a resolver anticipadamente este problema todos los recursos que sean necesarios, puesto que estamos hablando de la vida de las personas, no de asfaltar calles, de cultivar cebolletas o de promocionar la Costa Brava.

Siendo importante todo lo anteriormente citado, sin duda que la vida de una persona tiene muchísimo más valor que todo ello junto. Y los ciudadanos no debemos permitir que en nuestra administración sanitaria quepan casos como éste, en el que un tipo al que le dicen que puede morirse mañana, se le dé cita para operarse dentro de tres meses; primero porque es una chapuza de dimensiones monumentales; segundo porque para eso no nos gastamos los ciudadanos la pasta que nos gastamos cada día; y sobre todo porque denota una falta de sensibilidad impropia de seres humanos.

No quisiera entrar en el debate de que el ciudadano en cuestión es de nacionalidad lituana, sobre todo porque ese debate lo puedo entender para una operación de cambio de dentadura, pero no para un diagnóstico de cáncer.

Mucho me temo que esta contingencia no la vamos a solucionar pronto ni quizás siquiera tarde. Soy bastante pesimista, porque se ha creado una situación en la que los políticos que dirigen la sanidad, aquí y en el resto de lugares de España, parecen carecer de la sensibilidad necesaria para comprender que estamos hablando de seres humanos; y los profesionales sanitarios parecen desbordados humana, profesional, ética y materialmente.

Mal asunto, desde luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>