Trenes, Almería y discapacidad

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 170517

Hablar del tren que une Almería con el resto del mundo es ya todo un clásico del agravio, la falta de respeto al ciudadano y el escarnio público de una provincia. Y hablar del grado de adaptación que existe en esta provincia para las personas con discapacidad, tres cuartos de lo mismo.

Pero ya si unimos ambos conceptos, es decir, analizamos el grado de adaptación de nuestro ‘magnífico’ tren, el ridículo ya puede alcanzar proporciones absolutamente inigualables.

Veíamos ayer en el digital de Ideal un vídeo de lo que las personas con discapacidad tienen que hacer para subirse en el tren con dirección a Madrid y, más que una vergüenza, es una auténtica tomadura de pelo.

Que nos vayamos luego dando golpes de pecho sobre integración y toda esa milonga y luego veamos la odisea que tienen que pasar estas personas, que por cierto, pagan sus impuestos como tú y como yo, para hacer algo tan simple como un viaje en tren, sería motivo más que suficiente para que los durmientes almerienses despertáramos de nuestra siesta natural y permanente y le pusiéramos las peras al cuarto al responsable.

Dice la información de Ideal que la adaptación del tren a las personas con discapacidad estaba comprometida para principios de año; pero claro, algo pasaría, cualquier cosa, qué más da; cualquier motivo es bueno para volver a dar en la cara a los almerienses y, si es a los discapacitados almerienses, mucho mejor.

Vídeo absolutamente  recomendable para que nos enteremos de que hay cosas que, por más que llevemos toda la vida viéndolas, no se pueden seguir consintiéndose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>