Tercer carril

José María Sánchez Cañabate · Almería

 260416

Leo en la prensa que Sonia Ferrer, integrante del grupo parlamentario del PSOE, ha registrado una pregunta en el Senado para ver qué demonios ocurre con la creación del tercer carril entre Almería, Roquetas de Mar y viceversa, un tramo de la Autovía A-7 que registra atascos cada vez que una mosca siente dolor de barriga.

Lo hemos escrito ya en muchas ocasiones en ‘Almería Al Día’ y lo vamos a seguir denunciando: la situación de esta vía de comunicación, por la que pasan miles de vehículos al día, es un auténtico peligro, sobre todo porque cada vez que hay la más mínima contingencia, se producen unas retenciones que un día le van a costar la vida a alguien, por ejemplo, cuando una ambulancia intente pasar por ahí.

Es evidente, no, evidentísimo que ese tramo necesita con urgencia un tercer carril o alguna solución similar y lo realmente intrigante es que aún no se haya puesto en marcha el remedio a un problema que todos los representantes institucionales de Almería ven cada día.

¿Qué estamos esperando? ¿Qué efectivamente haya una catástrofe? ¿Qué muera alguien a falta de la falta de capacidad de la vía? Realmente sería muy triste que unos meses después de que este desastre le costara la vida a una persona comenzaran las obras. Sería el reflejo de la dejadez y de la falta de preocupación por los problemas reales de la gente.

Desde luego no es un gran mérito de Sonia Ferrer haberse preocupado por este tema, puesto que es algo cuya importancia cualquiera podría ver, pero la realidad es que nuestros representantes en Madrid están para estas cosas y es de agradecer que, después de años y años de problema, haya llegado alguien que se preocupe de las cosas más básicas.

Se habla, en la propuesta de Sonia Ferrer, de un tercer carril entre Vícar y Viator, lo cual sería realmente lo que necesita esta vía; y se habla también de que esta solución ya estaba en los presupuestos hace tiempo y se renunció a ello.

Ignoramos si esto es así, pero en todo caso, lo importante no son ya los años, décadas de vergüenza de una vía de comunicación continuamente atascada, sino la capacidad de que unos u otros se pongan de acuerdo de una vez y empiecen a trabajar para borrar de nuestra memoria, o al menos de nuestra realidad cotidiana, una imagen que no es digna de Almería.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>