San Juan pasado por agua

Álvaro Fuentes Soler (foto ABC)  · Almería

 240614

San Juan es la noche del fuego y el agua en el Mediterráneo. Pero lo del agua era por el mar y la vieja costumbre de tomar el primer baño a medianoche de la temporada, no por lo que ocurrió anoche en Almería.

Las playas de toda la provincia volvieron a llenarse de visitantes y lugareños, montando sus hogueras sus barbacoas, sus toldos y mesas para disfrutar de la arena, el salitre y esa mezcla de olores entre la brasa y el salitre, que tanto caracteriza a esta noche tradicional.

Hubo hogueras en toda la costa almeriense, desde Pulpí hasta Adra, desde Cuevas del Almanzora hasta el Ejido, desde Mojácar, Garrucha y Vera hasta Roquetas de Mar y Níjar y, por supuesto, en la capital, donde miles de personas pasaron por el paseo marítimo y acamparon en las largas playas de El Zapillo, Nueva Almería y el camino de la desembocadura del río.

A lo largo de la costa provincial, hubo hogueras y planchas, por supuesto, pero también conciertos, castillos de fuegos artificiales, quemas de barcos que se jubilan, actos culturales, tradiciones de todos los tipos y muchos recuerdos familiares y personales que hoy no saldrán en la prensa porque están encerrados en el ámbito íntimo.

Y junto a todo ello, alguien que se coló sin estar invitado, una aparición inesperada que para unos supuso el final de la fiesta y para otros aumentar el motivo para la diversión. Una lluvia al principio tímida, que tan sólo suponía el peligro de que se apagaran algunas hogueras y que después, en algunos puntos, se convirtió en tormenta, con aparato eléctrico incluido, que terminó provocando una desbandada importante de los que disfrutaban de la fiesta.

San Juan terminó mojado, pero alegre y festivo igualmente. Ha comenzado oficialmente en verano y lo ha hecho como siempre: con el fuego que quema las desventuras del invierno y que nos pone a tono para abandonarnos a ese clima de mayor relajación al que nos invitan las temperaturas más calurosas.

Unas temperaturas que, por cierto, no terminan de imponerse. No recordamos el último San Juan en el que llovió de esta manera. A ver si va a ser cierto que en algo sí que está cambiando el clima. En todo caso, la lluvia es buena, sobre todo en lugares como Almería. En fin, ha comenzado el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>