Roquetas, cartas nuevas

José María Sánchez Cañabate (foto Ideal) · Almería

280515

 

Seguimos con el análisis de lo que está sucediendo en las post elecciones y, si ayer hablábamos de la capital almeriense, hoy toca turno para Roquetas de Mar, donde lo que ocurre guarda muchas similitudes con una partida de mus o póker, en la que todo el mundo pide cartas nuevas.

Se trata de un escenario absolutamente novedoso, en el que ninguno de los ‘jugadores’ ha vivido nada similar anteriormente y en el que todos andan entre sorprendidos y desorientados sobre qué hacer ante la nueva situación.

El PP está acostumbrado a gobernar con mayoría absoluta desde hace décadas y, aunque su alcaldable, Gabriel Amat, se ha apresurado a recordar que en su primera legislatura tuvo que pactar para sacar adelante el gobierno, puesto que su mayoría era simple y no absoluta. Sin embargo, Amat sabe que las cosas no van a ser fáciles, primero para encontrar compañero de baile. Le vale cualquiera, pero el problema que encuentra es que sólo Ciudadanos tiene entre sus postulados la posibilidad de pactar con el PP.

Obviamente, ni Izquierda Unida ni PSOE van a sentarse con Amat a negociar y lo peor del caso es que Ciudadanos tiene toda la pinta de saber muy bien que no le conviene pactar, al menos hasta después de las elecciones nacionales; además de que el signo final de sus pactos seguramente no estará dictado por Almería sino por Sevilla o, más probablemente, por Madrid.

Y no acaban ahí los males de Amat, cuya alcaldía sería sin duda lo más lógico, habida cuenta de los resultados y de lo que piensa la mayoría de los roqueteros, manifestado en las urnas. Pero una cosa es lo que se piensa y otra lo que dice el recuento. Y de momento el recuento dice que, si se unieran el resto de fuerzas políticas, sólo si se juntan todos, pueden acabar por décadas de Amat en el sillón de la alcaldía roquetera.

Sería, sin duda, la mayor campanada en esta legislatura. Luego está lo que sean capaces de hacer, juntos, PSOE, IU y Ciudadanos, cuya reunión se parecería a ésas de los chistes de ingleses, alemanes, franceses y españoles en un avión. Pero insisto, es lo que tiene el juego democrático.

De momento, el PSOE no se decanta, Izquierda Unida está a la expectativa, sabedor de que irá con el PSOE allá adonde vaya, y es Ciudadanos, la fuerza que ha sido más prudente durante la campaña y cuyo alcaldable es un joven que nunca se había acercado a la política como Diego Clemente, la que ahora parece envalentonarse más. Su secretario provincial, Miguel Cazorla, ya ha dicho que no ve ilógico que gobierne, tanto en Roquetas como en Almería, un alcalde menos del 20% de los votos cuando otros tienen más del 40%. En Roquetas, como en Almería, no saben si es una bravuconada post electoral, es presión para un posible pacto o es que de verdad piensa así el señor Cazorla. En todo caso, quedan días tensos, hasta el 12 de junio, en el municipio roquetero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>