Refugiados

José María Sánchez Cañabate · Almería

 170316

La Puerta de Purchena acogió, ayer, una concentración de protesta por la situación de los refugiados sirios y el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que pasa por mantener a éstos fuera del territorio comunitario a cambio de compensaciones económicas para el país otomano.

No creo que haya nadie, al menos nadie en su sano juicio, al que no se le rasgue el corazón contemplando la dantesca situación de estas personas, de estos seres humanos, con los mismos derechos que tú y yo, pero sobre todo con unas vidas, con familia y con sentimientos.

No cabe ninguna duda de que las autoridades mundiales tienen que poner remedio a este problema. A éste y a otros muchos, porque hoy en día hay muchos hombres y mujeres, niños y ancianos que sufren este tipo de situaciones en todo el mundo sin que nos acordemos de ellos.

Sin embargo, también es importante señalar que la solución no es sencilla y que, alrededor de este tipo de casos, siempre anida cómodamente la demagogia.

No seremos nosotros, en Almería Al Día, quienes pongamos pegas a concentraciones como las de ayer en Almería y en otros muchos sitios, porque todo lo que suponga apoyar a estas personas que tan sólo buscan una vida que perdieron hace tiempo, merece más bien nuestro apoyo.

Pero hay dos puntos que no nos gustan de este tipo de acciones: primero la politización, siempre por los mismos, por los amigos del populismo, por los que siempre lo ven todo muy fácil en la teoría pero que luego en la práctica demuestran una falta de solvencia pasmosa; y por otro, esa manía que tenemos de verlo todo muy fácil, cuando la realidad es que estamos ante un tema complicado.

Hay una realidad que es incuestionable: si todos los habitantes del planeta quisieran vivir en Europa, no habría ni trabajo ni sustento para todos. Partiendo de un aserto tan contundente como sencillo, tan evidente como terrible, lo que no se puede es pedir imposibles, que es lo que suelen hacer estos colectivos que impulsaban la concentración de ayer.

La política, la gestión y la administración es otra cosa: se trata de buscar soluciones factibles y al mismo tiempo solventes. Es evidente que Europa está ante un grave problema y si su respuesta es mirar hacia otro lado, quizás no será hoy, pero tarde o temprano habrá de afrontar que lo que siempre se ha conocido como Tercer Mundo está demasiado cerca como para pensar esta tierra es inaccesible.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>