Rafael Esteban, Izquierda Unida y Podemos

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 210715

Está la izquierda española más que revuelta. En realidad, lo que está revuelto es el panorama político, con la irrupción de Podemos y Ciudadanos. Y esto no ha hecho más que comenzar, porque a los naturales y tradicionales antagonismos entre partidos contrarios en ideología, hay que unir ahora las tortas de todos los colores que se están dando fuerzas que bien podrían gobernar juntas, y no digo yo que no vayan a terminar haciéndolo, pero que ahora mismo están peleando por ocupar sitio dentro del mismo espectro electoral.

Muy ilustrativa al respecto fue la entrevista que Lola González publicaba el otro día con Rafael Esteban, el líder local de Izquierda Unida en la capital que, entre otras cosas, decía que el nuevo movimiento ‘Ahora en común’ “es una piedra en el zapato de Podemos y de Pablo Iglesias” y que “Podemos es un partido político” manejado “por cuatro o cinco personas”, mientras que Izquierda Unida es “un movimiento sociopolítico”.

Ahí la llevan, Pablo Iglesias y sus compañeros de partido, como queramos llamarlo. El caso es que es evidente que IU y Podemos van a luchar por un mismo hueco en el electorado y la realidad es que las encuestas no parecen favorecer mucho a este “movimiento ciudadano”, puesto que en la de las elecciones generales, publicada este fin de semana, se anuncia prácticamente la desaparición de IU del Parlamento y la consolidación de Podemos como tercera fuerza en el panorama español.

Es cierto, también, que Podemos ha llegado a estar en cabeza en intención de voto y que esa realidad ha ido menguando, posiblemente a medida que el pueblo se ha dado cuenta de que los miembros de este partido ni son súper-héroes ni tienen la panacea para todos los problemas de España y del mundo. El caso de Grecia es muy ilustrativo y, aunque los ‘podemitas’ se sigan agarrando al clavo ardiendo del abuso de Alemania contra el país heleno, la realidad tozuda nos muestra que un proyecto como el del partido de Tsipras no es viable, ni posible ni siquiera justo.

Van a ser muy interesantes los próximos meses, en cuanto a la relación entre dos partidos que en muchas cosas podrían estar de acuerdo, pero que luchan básicamente por subsistir, encarnando el ala más externa de la izquierda española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>