¿Qué día empieza la Feria?

José María Sánchez Cañabate · Almería

220816

  Vamos a ver cómo evoluciona la Feria con la llegada de los días laborales, pero la realidad es que lo visto en este primer fin de semana nos ha dejado bastante con la miel en los labios. Nuestra Feria, como ‘decíamos ayer’ (viernes) tiene un problema, que es la artificial dualidad fabricada por el propio Ayuntamiento con el recinto ferial, que toda la vida había sido para la feria de noche pero al que, imitando una vez más a la feria sevillana, se ha querido convertir también en recinto de mediodía y ello ha supuesto un golpe duro a la feria de día. Pensar que los almerienses vamos a ir a las tres de la tarde al recinto ferial a comernos una tapa de migas con un tinto de verano es no tener ni idea de dónde vive uno, porque los almerienses llevamos toda la vida haciendo eso en el centro o en nuestro barrio y queremos seguir haciéndolo así. Es tan fácil como reservar el recinto para la noche, como siempre. No hay por qué inventar soluciones a problemas que el ciudadano no tiene. El resultado es que hemos vivido un primer fin de semana de Feria feo, con poca gente en la calle y en los bares, con poco ambiente en el mediodía y con un recinto que, por supuesto, de día ni arranca ni arrancará. Quizás a todo ello haya contribuido otra rocambolesca idea que ha sido la de la organización del comienzo de la Feria. Es cierto que el inicio de este año ha tratado de paliar un problema que ya ocasionaron las autoridades cuando redujeron la Feria de diez a siete días, cuando la grandísima mayoría de ciudadanos estábamos encantados con que fueran diez. Este año, el pregón ha sido el viernes por la noche, pero la Feria no se ha inaugurado hasta más de 24 horas después. ¿Por qué? Ni idea; nadie lo sabe; bueno, es que no hay explicación posible. Ello ha ocasionado que el sábado no haya estado considerado de Feria hasta el momento de la inauguración, bueno, hasta que arrancó la actividad en el recinto, por la noche. Así, la Feria del Mediodía del sábado ha sido  extraña a más no poder, puesto que los chiringuitos estaban montados y abiertos, a pesar de que oficialmente no era Feria, y la afluencia de gente ha sido más que discreta. Resultado: sábado perdido para los ambigús, para los bares y para los que querían divertirse. ¿Costaba tanto inaugurar la Feria del Mediodía el sábado y no el domingo? ¡Si a efectos prácticos era exactamente lo mismo! Pero lo peor es que el domingo fue más o menos igual: poca gente en las calles, poco ambiente y todo concentrado en la Plaza de Los Burros. Ayer domingo era desolador pasear por la zona alta del Paseo, por Obispo Orberá o por casi cualquier sitio que no fuera la citada plaza.

Nuestra Feria tiene un excepcional trabajo en la organización de eventos culturales, sociales, deportivos, de arte y de todo tipo y ese trabajo hay que reconocérselo al Ayuntamiento y a los colectivos que se implican en esta tarea. Pero no conviene olvidar la esencia de la Feria.

Repito: habrá que ver cómo evoluciona todo con la llegada de los días laborales de Feria, pero hoy por hoy, el arranque de Feria ha dejado mucho que desear en cuanto a ambiente. Y ojo, que nadie olvide que ambiente es igual a negocio para la gente de Almería y a diversión para los visitantes y locales. Como esto se olvide, terminaremos convirtiendo la Feria en una ópera, con todo muy ordenado y elegante pero sin ambiente, ni diversión… ni Feria.

Previous Post
Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>