Plataforma feminista

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 261015

Leía ayer, con estupefacción, en la portada de Ideal, que la denominada Plataforma de Acción Feminista de Almería ha animado a los almerienses a manifestarse contra el machismo en Madrid. Mi estupefacción parte del propio nombre de esta entidad y de la tremenda discriminación que sufren, sufrimos los hombres en este tipo de cosas.

¿Os imagináis una Plataforma de Acción Machista? Difícil, obviamente. Como tampoco nadie puede imaginar centros de hombres, clubes de hombres, asociaciones de hombres ni nada similar, mientras que en el caso de las mujeres esto se ve con total normalidad.

No es más que una manifestación más de la hipocresía social que existe en torno a este tema, de la discriminación que sufrimos los hombres, que tiene otras repercusiones bastante más graves, incluso en el plano legal.

Posiblemente no sea demasiado importante que socialmente esté aceptado que haya clubes de mujeres pero no que haya clubes de hombres, que se consideran machistas y socialmente reprobables, mientras que los de mujeres se consideran muy loables.

Pero lo que sí es importante es que vivamos en un país cuya legislación obliga a las fuerzas de seguridad a detener y encarcelar a cualquier hombre sobre el que una mujer formule una denuncia de violencia de género, a pesar de que no presente absolutamente ninguna prueba; o en un país en el que la custodia de los hijos se otorga por defecto a las madres en detrimento de los padres, sin tener que alegar motivo alguno.

Sí señores, los hombres somos los verdaderos discriminados, incluso legalmente, en este país; mientras se sigue ofreciendo un lamentable espectáculo de demagogia e hipocresía al hablar de discriminación hacia la mujer.

Obviamente existen casos de violencia de los hombres hacia las mujeres, que son justa y adecuadamente publicitados para crear conciencia social. Eso me parece justo. Pero también existen muchos, muchísimos casos de violencia de las mujeres hacia los hombres que jamás se conocen; y muchísimos casos de denuncias falsas de violencia de género que no se promocionan ni se publicitan, como tampoco los muchísimos casos de acoso de las mujeres contra sus ex parejas para conseguir ingresos económicos, bajo amenazas de presentar denuncias, de no dejar ver a sus hijos o de manipulación de éstos.

En el caso de las relaciones entre géneros, en España, reina la hipocresía y el hecho de que una Plataforma Feminista se permita convocar a los almerienses a manifestarse en Madrid, que sea portada de un periódico y que nadie evidencie la hipocresía que encierran este tipo de actividades, con la complicidad y la anuencia total de las administraciones públicas, es una elocuente prueba de ello.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>