Los cuatro del Cuponazo 155

Tomás López · Almería

301117

Ha saltado a las portadas de los medios de comunicación, la historia de los cuatro senadores del PP por la provincia de Almería  que, el día en que se implantaba el Artículo 155 de la Constitución para resolver el golpe de Estado encubierto en Cataluña y, al pasar por el Aeropuerto, decidían adquirir un cupón de la ONCE con ese número en su final.

El azar ha querido que Luis Rogelio Rodríguez Comendador, Rosario Soto, Maribel Sánchez y Eugenio Gonzálvez vieran cómo ese cupón resultaba premiado.

Nada tiene de particular ni que adquifrieran un cupón con ese número ni, por supuesto, que les haya tocado. Tienen el mismo derecho a jugar a la ONCE como cualquier otro ciudadano, pero no deja de ser curioso que les haya tocado precisamente a ellos y que, además, decidieraon juntos y apostando a ese número tan significativo ese año.

Otra cosa ya son las razones por las que esa noticia, en lugar de conservarse en el ámbito privado, que es al que pertenecen, haya saltado a los medios de comunicación: ¿chivatazo de alguna persona más o menos cercana a alguno de ellos o filtración por parte de alguno de los propios protagonistas?

En todo caso, también llama poderosamente la atencion que, en esas fechas tan señaladas y tan afines al tema catalán, el cuponazo premiado haya terminado precisamente en esa cifra. Seguramente, a cualquiera que nos lo hubieran dicho habríamos pensado que es una broma; por no pensar en algo peor.

De una manera u otra, el propio azar ha querido que el 155 pase a su historia, a la de la ONCE y del Cuponazo: no cabe duda de que se trata de un momento histórico de este país y, por supuesto, de nuestra cada dia más madura democracia.

Y los cuatro senadores almerienses han contribuido a que esa coincidencia político-azarosa haya quedado plasmada en los rotativos, al menos de Almería.

Peatonalización ‘interruptus’

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 291117

Lo dejó caer el alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco, el pasado lunes, en el desayuno de trabajo que sirvió para hacer balance de los dos años que lleva de gobierno y de anuncio de lo que resta de legislatura: no se va a peatonalizar el Paseo.

El anuncio, lo vamos a reconocer, nos ha dolido; nos duele porque significa ni más ni menos que Almería y su centro histórico va a perder el tren de la modernidad, se va a apartar de la tendencia en las grandes ciudades, se va a condenar eternamente al siglo XX.

Pero nos duele, además, y en un segundo plano, porque la razón esgrimida por el alcalde llama la atención por lo poco poderoso del argumento, por lo aparentemente fácil que es superar la dificultad aportada. Según él, el soterramiento del Paseo de Almería no se va a llevar a cabo para no dejar sin autobús urbano al centro histórico.

Habrá que empezar diciendo que la peatonalización del Paseo es una obra capital, tanto que debería supeditar el resto del modelo de ciudad de los próximos años. El Paseo es la arteria principal de la ciudad, el eje entorno al que se vertebran la parte moderna y la antigua, el que parte la ciudad por mucho que otras sean ya mayor en tamaño y anchura.

El Paseo es nuestra Puerta del Sol, el punto de encuentro de los almerienses y, dado que está agonizando, necesita, urgente, una solución. Y la solución es peatonalizarlo; sin duda. Lo sabe el alcalde, lo saben los concejales de todos los grupos políticos, lo saben los que han hecho el estudio que se ha entregado en el Ayuntamiento y lo saben todos los almerienses.

El Paseo es, hoy en día, un muerto viviente, una vía muerta en al que durante muchas horas al día no hay vida. Y es obligación de la administración local revitalizarlo.

Da pena escuchar que ello no se va a llevar a cabo porque dejaría sin autobús urbano al casco antiguo. La verdad, para eso no hacía falta pagar un estudio a una empresa especializada. Eso resulta evidente a cualquier que haya estado alguna vez en Almería.

Como evidente resulta que hay soluciones. Sin duda, las mejores soluciones las aportarán los especialistas, pero vamos, que algunas saltan a la vista: autobuses de menor tamaño que quepan por calles menores (de hecho, eso ya se está haciendo en la ciudad), apertura de nuevas vías, por ejemplo, en las faldas de la Alcazaba (también existía ese proyecto en el marco del Plan Urban), utilización de otras existentes como Pablo Iglesias o calle Granada, en fin, que parece obvio que hay soluciones.

Es difícil de entender el por qué el alcalde, que ha sido el que ha abierto este debate hace unos meses, lo cierra en falso y con una excusa tan poco convincente. Peatonalizar el Paseo es algo que se ha de hacer tarde o temprano. No nos rindamos ante la primera dificultad.

#LaAlmeríaqueViene

José María Sánchez Cañabate · Almería

 281117

Ofreció, ayer, el alcalde de Almería, un desayuno de trabajo para hacer balance de sus dos primeros años de gobierno. Un desayuno de trabajo, para empezar, muy maquillado de marketing, con café, pastas y hasta un hastag. Alguien ha debido decirle a Fernández Pacheco que el triunfo en las elecciones está en las redes sociales.

Más allá de eso, esto de @LaAlmeríaqueViene no tiene mala pinta. Habla el alcalde de Almería de obras e infraestructuras que hace años que no se ven en la ciudad. Es, sin duda, lo más destable de lo que ha presentado el primer edil, que aspira a ganar sus primeras elecciones, puesto que su cargo ahora mismo es herencia de la dimisión del anterior.

Por lo demás, llama la atención la insistencia en hablar de la “capitalidad comercial”, que seguramente estará referido a la proliferacion de centros comerciales; una realidad que es absolutamente incompatible con la tan cacareada recuperación del Casco historico. Comprenderá el alcalde que para recuperar el centro de la ciudad, es imprescindible atraer al resto de la ciudadanía a través del comercio, pero si la gran apuesta es porque crezcan centros comerciales como setas, es absolutamente imposible que la gente vaya al Centro.

Sin duda, para potenciar el centro hacen falta algo más que obras, aunque las que describe Fernandez Pacheco en esta especie de programa de mitad de legislatura, que parecen orientarse hacia convertir los estercoleros y zonas deprimidas que la ciudad conserva a las faldas de la Alcazaba en un verdadero atractivo para el turista y también para el almeriense.

La llegada de Ikea, la nueva Biblioteca Municipal, el paso a nivel de El Puche y el soterramiento, la ampliación de la Carretera de Sierra Alhamilla y el Puerto Ciudad son otros de los puntos que fueron destacados ayer en el desayuno de balance-guión plan de futuro; proyectos todos que sin dudan va a mejorar la ciudad.

Finalmente, referencia a otra de las frases utilizadas por el alcalde, ésa de que a partir de ahora se van a ver los resultados del trabajo de estos dos años. Convendría que alguien le dijera al primer edil, pero también a la clase política en general, que las legislaturas empiezan el día 1 y que los ciudadanos aspiramos a que desde el primer día se viesen los resultados de su acción política. Aquello de dejar lo más llamativo de la gestión para el úlyimo año y medio, a fin de ganar las siguientes elecciones, empieza a estar muy visto. Pero ése no es un problema de Fernández Pacheco, sino en general de la política.

Agrupación local de Almería: otra batalla interna para los socialistas

Tomás López · Almería

271117

Habrá batalla, es decir, habrá primarias y además las habrá, una vez más, enfrentando a pedristas y susanistas. A la segura y anunciada  candidatura pedrista de Fernando Martínez, que fue el penúltimo alcalde socialista de la capital y actual secretario de la agrupación local, ahora se ha unido una segunda, la del actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento y anterior cabeza de lista, que concurrirá en nombre del ala de Susana Díaz que, además, el viernes estuvo en Almería, seguramente para dar testimonio de aquello de ‘el ojo del amo, engorda el caballo’.

Como resultaba evidente tras la victoria de Pedro Sánchez en la carrera a secretario general del PSOE, las diferencias y batallas internas no sólo no se han limado sino que se han recrudecido. Susana Díaz no renuncia a su poder en Andalucía y, seguramente, tampoco lo hará a sus opciones de aprovechar oportunidades posteriores, en función de lo que ocurra en las próximas elecciones nacionales.

En todo caso, la situación evidencia una ruptura importante, una brecha descomunal entre unos y otros en el seno de la provincia y también de la capital almeriense. Los pedristas esperaban no tener ni siquiera oposición para seguir en la secretaría local, pero los seguidores de Susana Díaz también tenían claro que no iban a ceder una plaza importante como Almería capital sin ni siquiera plantar cara.

En todo caso, la situación vuelve a ahondar la brecha, puesto que ahora sólo pueden pasar dos cosas: si el elegido como secretario local es Pérez Navas, es evidente que él será candidato a la alcaldía, pero dejará de contar con el apoyo de un sector muy importante en la capital y, entre ese sector, una parte significativa de su actual equipo de oposición.

Pero si gana Fernando Martínez, parece más que evidente que el sector pedrista buscará otro candidato a la alcaldía que, según nos cuentan, no será nunca el propio Fernando Martínez, pero que evidentemente tampoco será su oponente en estas elecciones.

Seguramente, decir que actualmente no hay un PSOE sino dos, no es una afirmación demasiado extrema.

De mayor quiero ser… funcionario

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 241117

Es la moda: hoy los niños… y los jóvenes… e incluso los mayores… ya no quieren ser astronautas, futbolistas o registradores de la propiedad. Hoy la ilusión que está incrustada en el imaginario colectivo es ser funcionario.

Las ansias y objetivos ya no son coches de lujo, buenas casas, apartamentos en la playa o vacaciones en el Caribe. Hoy lo que se ansía es una paga fija a final de mes y para toda la vida; acompañada, eso sí, de horarios fijos y cómodos y un ambiente en el que el estrés esté fuera de toda realidad.

El Ayuntamiento de Almería ha convocado seis plazas de funcionario en régimen general y una para personas con discapacidad; y el resultado es que se han presentado más de 700 candidatos, que aspiran a tener su ‘paguica’ para toda la vida, el ‘sueldo Nescafé’ con el que muchos, la gran mayoría, sueñan cada noche.

No es una excepción ni algo extraño en estos casos. Cada vez que una administración realiza una convocatoria de plazas por oposición, la probabilidad de sacar plaza es ínfima, debido a la gran cantidad de aspirantes que se presentan.

¿Cómo hemos llegado a esto? Las explicaciones pueden ser muchas. El alto paro, la facilidad para perder el empleo, la falta de ambición generalizada, el descreimiento en una sociedad verdaderamente de oportunidades, el conformismo, el afán por la comodidad, el mal entendimiento de lo que se llamó ‘estado del bienestar’ y, en general, el binomio entre el miedo a los trabajos efímeros y el deseo de un empleo cómodo sin ningún tipo e ambición son los elementos que se nos ocurren para esta ‘fiebre por las oposiciones’ que, desde hace ya tiempo, parece haberse apoderado de la sociedad.

Ah, por cierto, se me olvidaba especificar que las siete plazas de esta convocatoria son para auxiliares administrativos. Ni más ni menos.

Los proyectos de la Plataforma Solar, en peligro

José María Sánchez Cañabate · Almería

 231117

El director de la Plataforma Solar de Tabernas y su director de la Unidad de Sistemas Solares de Concentración, Sixto Malato y Eduardo Zarza respectivamente, han dimitido de sus cargos. El motivo de tal decisión no es otro que los problemas burocráticos para utilizar los fondos internacionales de I+D+i que la PSA tiene concedidos para el desarrollo de proyectos.

El fondo de la cuestión estriba en que la falta de fondos hace que no se puedan llevar a cabo proyectos para los que han sido concedidos las subvenciones, ya que no se pueden adquirir materiales que son necesarios para ello. De hecho, el director ha llegado a decir que si no se llevan a cabo los proyetos, habrá que devolver las subvenciones con intereses.

La dimisión no afecta a sus proyectos de investigación, puesto que como ha informado el propio director, se trata de dos funcionarios que seguirán trabajando en la Plataforma, pero ya no llevarán a cabo las labores de dirección ni la coordinación de los mencionados proyectos de investigación.

Se trata de un golpe a la propia Plataforma Solar, que durante décadas ha sido uno de los emblemas de investigación y ciencia en Almería, pero que al mismo tiempo ha adolecido siempre de una conexión que la aproxime a la ciudadanía y a la propia provincia.

En el sustrato del asunto, como tantas y tantas veces, la falta de recursos dedicados a la investigación, incluso cuando se trata de proyectos que ya cuentan con financiación vía subvenciones europeas para llevarse a cabo.

Todo apunta, eso sí, que la cuestión no está cerrada, puesto que algunos medios informan sobre una reunión entre los responsables de la PSA y la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Gracia Fernández, en la que se le ha pedido que haga de mediadora con el Gobierno para mejorar la cuestión.

No cabe duda de que el hecho de que el caso haya saltado a los medios de comunicación supone un afán de conseguir remedios y soluciones ante un asunto que, para la comunidad científica y para el interés general, tiene una importancia.

No hay duda de que será un tema al que habrá que hacer seguimiento.

Infraestructuras y partidos políticos

Tomás López · Almería

221117

La jornada de ayer fue, para Almería, un extraño día en cuanto a los intereses de los almerienses acerca de sus infraestructuras. De hecho, la práctica totalidad de los periódicos que cada día repasamos aquí, en ‘Almería Al Día’, abrían sus ediciones con noticias al menos curiosas sobre el comportamiento de los partidos políticos al respecto de las infraestructuras en Almería.

Pudimos leer, ayer, de esta manera, noticias como el paso adelante dado por el Gobierno y el Ayuntamiento para retomar, una vez más, y van…, el tema del soterramiento y la llegada de la Alta Velocidad; supimos también de la visita del alcalde de Almería al Torreón de San Miguel, un vestigio arquitectónico y cultural importante, ubicado en una zona de la importancia turística del pueblo de Cabo de Gata, al que el paso de los años ha maltratado y la inacción de los políticos ha contribuido a casi derrumbar; nos contaron los medios la realidad de los jardines de la Alcazaba, atendidos desde hace algún tiempo por una única persona; y conocimos que el Parlamento Andaluz ha aprobado un estudio de 15.000 euros para ver si se puede volver a implantar el tren de cercanías en Almería, eso sí, con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos y en contra de PP, Podemos e Izquierda Unida.

No estaría mal que el PP explicara por qué no ha votado esa moción a favor. Sinceramente, las explicaciones de IU y sobre todo de Podemos sobran, no nos interesan; no cuentan; pero el PP… el PP no debería permitirse el lujo de no estar al lado de las iniciativas que parecen interesantes.

En todo caso, todos los partidos, unos y otros, harían también muy bien en preguntarse qué están haciendo, cada uno de ellos, para mejorar la situación de las infraestructuras de Almería. Porque con jornadas como la de ayer y con estas noticias que pudimos leer en nuestros periódicos, a uno le quedan muchas dudas de si hay algún partido que esté trabajando de verdad por los intereses de Almería y por sus infraestructuras.

Pintadas, ahora también en la Alcazaba

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 211117

Nos desbordan los imbéciles; no cabe uno más, que dice un mañanero locutor radiofónico. He de reconocer que en ‘Almería Al Día’ no soportamos a los idiotas que gastan sus ratos libres en destrozar el patrimonio público: los de los contenedores quemados, los de los bancos y estatuas destrozados, los de las pintadas en los lugares más insospechados e inadecuados.

Su última hazaña ha sido pintarrajear las faltas de la Alcazaba, es decir, saca spray ése y pintar imbecilidades sobre las rocas, para que los visitantes a nuestro monumento más emblemático comprueben a qué grado de estupidez pueden llegar algunos almerienses.

Periódicamente, de vez en cuando, desde estas líneas recodamos la importancia y la conveniencia de que alguien haga algo para que los almerienses podamos dejar de gastarnos la pasta en arreglar lo que estos descerebrados destrozan.

En este caso, el Ayuntamiento tuvo que mandar una brigada para que borraran las pintadas en la falta de la Alcazaba.

Sin embargo, para lo que se hace menos es para intentar evitar ese gasto, para que los tontos del bote que lo destrozan todo no campen por sus respetos y, sobre todo, para que la educación de los niños incluya demostraciones prácticas sobre la inutilidad de estar rompiendo y deteriorando todo lo que se encuentra uno en su camino.

Educación, vigilancia, persecución y castigo podría ser una combinación adecuada. Lo que no tiene pinta de ser una solución, ni buena ni mala, es fiarlo todo a que, una vez hecho el daño, venga ‘papá Ayuntamiento’ a gastarse la pasta de todos los ciudadanos en arreglar lo que nunca debió estar estropeado.

Se entiende, ¿no?

Ikea y la cantera de La Molineta: cuando la administración colabora y no obstruye

José María Sánchez Cañabate · Almería

201117

El pleno que la pasada semana celebró el Ayuntamiento de Almería sirvió, entre otras cosas, para que se aprobara el estudio de detalle (figura jurídico-administrativa que nadie ha explicado a la ciudadanía, seguramente para que ésta no haga muchas preguntas) encaminado a que se desarrolle la parcela comercial que servirá para que se instale en la ciudad el supermercado Ikea.

La llegada de Ikea es objetivamente positiva en muchos aspectos: va a generar empleo, supondrá una nueva oferta comercial que no existe en Almería y sí en la mayoría de provincias y, además, como quiera que el entorno elegido es objeto de una protección cultural y patrimonial especial, va a servir para ‘sacarles algo de pasta a los suecos y que la empleen en mejorar el entorno y la llegada a la cantera de La Molineta.

La Junta de Andalucía ha encarrilado diversos procesos para dotar de una protección especial a diversos espacios de la capital, para que no pase, entre otras cosas, lo de la Cueva de Conan: que nadie le hizo caso en décadas y que todo el mundo lloró lágrimas de cocodrilo cuando la pala se la llevó por delante, tras esos largos períodos de pasotismo.

En el caso de la cantera de La Molineta, como quiera que Ikea es el primer interesado en su propia implantación, se van a matar dos pájaros de un tiro, puesto que la firma sueca, que no debe estar dirigida por ningunos tontos sino más bien por gente súper preparada y que ve las cosas de lejos, ha decidido arreglar ella el entorno, hacer un camino para la llegada a la propia cantera y además se habla de que podrían llevarse a cabo incluso hasta algunas acciones de musealización, como la instalación de audiovisuales que expliquen de qué se trata.

Es lo que pasa cuando la administración, en lugar de dedicarse a darle por el saco a la empresa privada, se decide a colaborar con ella. Porque no conviene olvidar que lo que la empresa privada quier, siempre, es que se genere valor, empleo y riqueza, que se den las condiciones para poder desarrollar cosas y no que se pongan piedras en el camino y palos en las ruedas a cualquier iniciativa que pueda ser interesante para la ciudadanía y para las ciudades.

Violencia de género: un grave asunto por resolver

Tomás López · Almería

171117

Ahora que se preparan los actos y campapa en conmemoración del día contra la violencia de género, no es mal momento para que todos reconozcamos que estamos ante un asunto en el que estamos muy lejos de haber entrado en vías de solucionarlo.

Es más, conforme pasan los años, todo apunta a que la situación empeora, que las medidcas que se están tomando no están dando resultados y que, muy al contrario, se están cometiendo graves injusticias tanto con las mujeres como con los hombres.

Hoy en día, la lucha contra la violencia de género no sólo no ha solucionado este grave e inadmisible problema sino que ha añadido otro grave problema: el de la falta de seguridad jurídica para los hombres y la apertura de la puerta para las denuncias falsas, ante la promesa de una vida mejor y de grandes satisfacciones económicas para las mujeres cuyas parejas sean condenadas.

Hoy en día, un hombre denunciado por violencia de género es un culpable si no demuestra su inocencia, es decir, justo la situación contraria a la inocencia que la ley presupone para cualquier acusado, mientras no se demuestre lo contrario.

Pero además de esa injsuticia de la ley de violencia de género, lo peor que tiene es que no ha conseguido solucionar nada. Hoy en día, el dinero destinado a esta causa ha aumentado considerablemente, pero en lugar de hacerse de una manera eficiente y efectiva, tan sólo se ha conseguido multiplicar la cantidad de gente que vive a costa de este problema, pero no las soluciones.

Actualmente mueren más mujeres a manos de sus parejas o ex parejas que hace una década y que hace dos, constantando el rotundo fracaso de unas políticas que, por injustas con el hombre,  han provocado más violencia y más muertes. Pero sobre todo, lo que han provocado una enorme cantidad de denuncias falsas de mujeres a hombres y un montón de miserables violentos que se han esconcido tras esa proliferación de denuncias falsas.

Gente que miente a la justicia ha habido siempre, pero una justicia que pone todo de su parte para que esa cantidad de mentirosos prolifere es, posiblemente, la primera vez que ocrurre en la historia.

Indudablemente, las políticas contra la violencia de género han fracasado. Alguien tendrá que reflexionar.