Otra exculpada y la fabricación de un clima de sospecha hacia todos traducido en política

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 230616

En la jornada de ayer conocimos que otra dirigente política en principio implicada o investigada o como quiera llamársele, dentro del Caso Formación, la que fue delegada de Empleo de la Junta de Andalucía, Francisca Pérez Laborda, que finalmente ha sido excluida del caso debido a que no se ha probado que haya cometido delito alguno.

La noticia es buena para Pérez Laborda, para su partido el PSOE, para la Junta y para la sociedad en general, aunque podría haber sido bastante mejor si, una vez más, no se le hubiera administrado una condena social y mediática previa al dictamen del juez.

Reconozco que somos pesados con esto, pero se ve que hay que serlo más, porque las condenas paralelas siguen siendo lo habitual, incluso para personas que al final resultan ser inocentes.

Vivimos, por tanto, en una sociedad en la que hay mucha gente interesada en que a la gente, a los políticos y a los empresarios fundamentalmente, se les condene, si no es judicialmente sí al menos social, pública y periodísticamente, para dar la sensación de que todo es corrupción y de que es imprescindible que lleguen los ‘salvadores de la patria’ para hacernos ver la luz.

Salvadores de la patria que, por cierto, en cuanto tocan algo de poder, ni tardan ni cinco minutos en rodearse de familiares, en cambiar la mochila por la clase preferente del avión y los McDonald por las mariscadas de 160 pavos por cabeza.

Tampoco hace falta ser muy inteligente ni perspicaz para comprobar el clima de sospecha sobre todo y sobre todos que se ha fabricado desde determinados medios de comunicación, desde ciertos resortes de poder y desde las fuerzas que ahora se han convertido en partidos políticos que ya gobiernan algunas instituciones y pueden terminar gobernándolas todas.

El domingo, habrá votaciones y, sin duda, la mejor arma de este tipo de partidos es hacernos pensar que, fuera de ellos, todo es corrupción. Un argumento que una sociedad avanzada y culta les arrojaría a la cara. Veremos qué pasa el domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>