Nuevo centro comercial

José María Sánchez Cañabate · Almería

191015

Sí amigos. Por fin se ha puesto la primera piedra del nuevo centro comercial de Torrecárdenas, ése que ejecutará y gestionará Bogaris, cuyo proceso ha sido más largo que un día de hambre y que ha culminado tres legislaturas después de que Juan Megino, como concejal de Urbanismo, iniciara los trámites para su desarrollo.

Llega una nueva superficie comercial a la ciudad y lo hace con una fortísima inversión, en tiempos todavía de crisis a pesar de lo que digan unos y otros, creando muchos cientos de puestos de trabajo, animando la oferta comercial de la ciudad y de la provincia, aumentando la disponibilidad de locales comerciales en la capital, dando salida en Almería a decenas de primeras marcas españolas e internacionales, algunas de las cuales todavía no estaban en nuestra tierra y, en definitiva, haciendo que se mueva la gente, el dinero y la sociedad almeriense.

Como no podía ser de otra manera, han salido a la palestra voces críticas, algunas de ellas porque están en contra de todo lo que signifique inversión, agitación del comercio, oferta y demanda y, en definitiva, oportunidades y creación de empleo. Es mucho mejor, para ellos, crear un sistema socio-económico en el que todo salga de ‘papá Estado’ y en el que no hagan falta los empresarios emprendedores, ya que será la administración la que se encargará de ‘fabricar billetes’, en un modelo cuyas excelencias ya se han probado en diversos países del mundo.

Estamos de acuerdo en que habrá que vigilar y supervisar todo el proceso que ha conducido a la adjudicación de esta licencia y a la puesta en marcha de las obras, que todos los intervinientes expongan lo hecho con total claridad y que no quede absolutamente ninguna duda legal, administrativa ni siquiera ética sobre los procesos. Faltaría más.

Pero de ahí, a dudar de que para Almería sólo puede ser bueno que se levante un nuevo centro comercial es estar anclado, anquilosado a unas ideas políticas ya caducas y sobradamente demostradas como erróneas, por las cuales no tenemos que pagar todos los ciudadanos.

Tú, como ciudadano, seguramente preferirás tener la oportunidad de elegir entre cuatro centros comerciales en lugar de tener que ir siempre al mismo; como parado, obviamente te verás beneficiado por la apertura de una macro superficie comercial que albergará muchos puestos de trabajo; y como consumidor te beneficiarás de que haya más oferta, porque ello conllevará más competencia y, por añadidura, más competitividad a la hora de fijar precios, es decir, que las cosas serán más baratas.

Así es que bendigamos la llegada del nuevo centro comercial, sobre todo porque si todo esto no es así, es decir, si el negocio no funciona o si se demuestra que Almería no tiene población suficiente para otro centro comercial, los perjudicados serán quienes han invertido miles de millones. Así es que, allá ellos. No pongamos nosotros puertas al campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>