No defraudó ‘Mar de Plástico’

José María Sánchez Cañabate · Almería

 230915

Se estrenaba ayer la serie de Antena 3 Televisión ‘Mar de Plástico’, que había levantado una gran expectación en general y en Almería en particular; y a fe que no defraudó a nadie. El telefilme cumplió a la perfección con lo que se esperaba, en cuanto a la plasmación de todos los tópicos que se podían prever sobre Almería, la agricultura y la relación entre agricultores e inmigrantes.

Es normal. Quienes conocemos un poco el campo y hemos estado más o menos cercanos a la grabación de esta serie, ya lo esperábamos. Los señores de Antena 3 y la productora que ha realizado la serie no han estado en Almería más tiempo del que han considerado estrictamente necesario; un atrevido comportamiento para quien quiere reflejar y plasmar una realidad socio-cultural tan compleja como la que subyace bajo el ‘Mar de Plástico’.

Apenas un mes de estancia superficial en un territorio no da para empaparse de las verdaderas relaciones humanas, interpersonales y sociales, que se entretejen en una auténtica ONU de nacionalidades como la que convive en la zona agro del territorio almeriense. Sí es suficiente para captar lo más superficial, para intuir el racismo que subyace en determinados sujetos de ésta y de cualquier otra sociedad multicultural y incluso podría haber valido, con un poco más de profesionalidad, para evitar términos que en absoluto están presentes en el lenguaje de la gente del campo, como ‘plásticos’ en lugar de ‘finca’, ‘invernadero’ o ‘roal’; o ‘fábrica’ en lugar de ‘alhóndiga’ o ‘cooperativa’. O incluso para no caer en el grave error de describir por un lado una agricultura familiar y segmentada y por otro reflejar la imagen de un gran terrateniente que está por encima de todos los demás empresarios agrícolas.

Pero para captar la profundidad de esas relaciones, para percibir la labor de asociaciones de acogida, la convivencia entre chavales que juegan en el mismo equipo de fútbol o toman copas en el mismo pub siendo de continentes diferentes, los noviazgos entre razas diferentes, las relaciones de solidaridad entre empresarios y trabajadores inmigrantes, más allá de la tópica imagen del terrateniente prepotente y por encima del bien y del mal; para todo eso hace falta algo más que un mes de estancia en hoteles y un par de visitas a dos empresas agrícolas.

Insisto: era lo que se esperaba. Antena 3 dice que ‘Mar de Plástico’ es ficción. Y lo es, evidentemente. Pero rodeada de la imagen más tópica extraída de los sucesos que, hace más de una década, dieron la vuelta al país y que, desde entonces, persiguen estigmáticamente a un pueblo, El Ejido, y a una provincia, Almería.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>