Mármol

Tomás López · Almería

 251114

Existe el mármol en Almería. Sí, sí; no ha muerto el sector. El sector que, junto a la agricultura, empezaron a vislumbrar que el milagro almeriense era posible. Atrás quedan las galas en las que se premiaba a los más relevantes personajes del panorama nacional e internacional, con presentación a cargo de los más deslumbrantes comunicadores y presencia de los más rutilantes invitados estelares.

Se ha celebrado una nueva edición de los ‘Premios del Mármol’, impulsados como siempre por la Asociación de Empresarios del Mármol de Almería. Y se ha hecho con toda la dignidad, en un evento de primera categoría, como ha sido siempre, sin duda con menos alardes, pero posiblemente con más dignidad que nunca, puesto que su celebración ha significado que el sector sigue vivo, con fuerzas, con esperanzas y dispuesto a seguir reinventándose.

No hay otro sector como éste, en cuando a la incidencia que la crisis del sector inmobiliario y constructivo ha tenido en nuestro país. La gran mayoría del mármol que se extraía y refinaba en la Comarca del Almanzora iba destinado a la construcción. El palo ha sido duro, en apariencia insuperable. Pero ahí están los empresarios de este sector, en muchos casos resistiendo como pueden, buscando nuevos nichos de mercado, reorganizando sus empresas, intentando y consiguiendo salvar el mayor número posible de puestos de trabajo y manteniendo a Almería como una referencia en la piedra natural a nivel mundial.

Se entregaron los premios, algunos destinados a diversos lugares del mundo y, entre los premiados el Instituto del Mármol de América; la productora de la película Éxodus, rodada en Almería; el restaurante del cocinero malagueño Dani García; el centro Pitágoras de Tecnova, en Almería; el Complejo Alvear Puerto Madero de Buenos Aires; una vivienda construida en Dubai; y otra en Budapest.

Y en mitad de todo eso, un sector que remonta, que nació de la nada más modesta, con métodos tradicionales y rudimentarios y que poco a poco, a base de sacrificio, de investigación y de desarrollo, fue creciendo hasta convertirse en un referente mundial y en uno de los principales animadores de la balanza comercial española y andaluza y de la creación de empleo en la provincia de Almería.

En España, el desagradecimiento a los empresarios está ampliamente implantado en la costumbre social. Sin embargo, ahora que el sector no pasa por sus mejores momentos, no estaría de más que alguien se acordara de la cantidad de puestos de trabajo y de las toneladas de valor que quienes invirtieron para extraer tesoros naturales de las piedras del Almanzora hicieron hasta convertir al sector en uno de los tres pilares económicos de la provincia, junto a agricultura y turismo. El hecho de que los premios sigan vivos es el mejor símbolo de la vida del propio sector.

Previous Post
Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>