Los mundos de Izquierda Unida

José María Sánchez Cañabate · Almería

210717

He de reconocer que cada vez que leo o escucho algo de la formación política Izquierda Unida, lo primero que pienso es cuál es objetivo de esta coalición en la vida, puesto que hoy por hoy tiene toda la pinta de haberse dejado fagocitar por Podemos y que ya no vaya a volver nunca a ser lo que fue, si es que llegó alguna vez a ser algo.

Sí, ya sé que lo de Unidos Podemos es una coalición electoral, es decir, sólo para las elecciones nacionales, pero ocurre que ahora hay que ver si hay vida después de ese tipo de aventuras y, además, que lo de Izquierda Unida y Unidos Podemos es un triple salto mortal, lo que podríamos bautizar como la coalición dentro de la coalición, ya que IU es, en sí y por sí, una coalición.

Pero vayamos al grano. Desde que nació, Izquierda Unida no ha sido nada más que una formación quimérica, que vive en mundos paralelos e imposibles, donde todo suena a Yupi, donde todo es teoría asustada de la práctica y donde sale gratis prometer para no cumplir y hablar de utopías y mundos perfectos.

Es muy fácil ser Izquierda Unida, es decir, saber que se puede prometer lo que haga falta puesto que, como nunca va a llegarse al gobierno, no hay que preocuparse  de cumplir. Bueno, eso a excepción de cuando las coaliciones te ponen en el brete de gobernar, como pasó en Almería capital entre los años 1999 y 2003, sin duda los años de peor gestión y mayor desgobierno de la ciudad, que sirvieron para que ésta perdiera el verdadero tren de Almería 2005.

Insisto, vayamos al grano: los concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Almería han puesto el grito en el cielo ante el anuncio de que Almería podría acoger un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). A los señores de IU les parece que este tipo de centros no son más que un lugar para hacinar a los inmigrantes, convertidos en ciudadanos de segunda clase.

Ignoran, estos señores, que los inmigrantes acogidos en este tipo de centros no son extranjeros ni inmigrantes sin más, sino que son aquellos que han llegado a nuestro país de manera ilegal, saltándose fronteras y violando la legalidad internacional.

Sí, es cierto, lo hacen porque huyen, como dice IU, del hambre y de los conflictos, pero una de dos, o cambiamos las leyes, o las cumplimos. Lo que no puede ser es que nos pasemos la ley a la torera, salvo, insisto, para un partido que pasa olímpicamente de todas estas cosas, porque intuye que no se verá jamás en el brete de tener que gobernar, gestionar y hacer cumplir la ley. Son los mundos de Izquierda Unida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>