Los cruceros y el Puerto de Almería

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 010914

Una de las noticias de la semana, Feria al margen, en Almería, ha sido la visita del crucero Horizon, del gigante de la navegación turística mundial Pullmantur. Es una gran noticia, aunque la realidad es que lo idóneo es que no fuera noticia. Es magnífico que lleguen cruceros a nuestro Puerto, pero la duda está en por qué llegan tan pocos.

Cuando decimos pocos, nos referimos a que otras ciudades de nuestro entorno reciben muchos más que nosotros. Alguien puede pensar que es lógico que así sea en Málaga, por aquello de la Costa del Sol, de la potencia turística de la ciudad y de la provincia y por su propia fama, aunque como almerienses no estamos muy de acuerdo, puesto que todo ello no afecta mucho al turismo de cruceros, cuyos visitantes apenas tienen un día para visitar las ciudades en las que ‘tocan’ sus barcos. Y en ese sentido, estamos convencidos de que en Almería podrían ver y hacer muchas más cosas que en Málaga, como visitar la Alcazaba que no existe en Málaga; los museos del Cine o de la Guitarra, que no está a la altura del Picasso de Málaga pero no dejan de ser una atractiva oferta museística, o visitar también los más grandes refugios subterráneos de guerra de Europa, por hablar de la Catedral, por no hablar de una visita a los poblados del Oeste en Tabernas o al Parque Natural Cabo de Gata Níjar, por poner algún ejemplo.

Pero al otro lado de nuestra provincia, en el puerto murciano de Cartagena, encontramos otro ejemplo de aprovechamiento del turismo de cruceros. Allí, el comercio incluso se ve obligado a tomar medidas para poder atender a los cruceristas incluso en días festivos, para seguir manteniéndose como un destino de cruceros asentado. Quiere esto decir que la llegada de cruceros es constantes en Cartagena y, si en el caso de Málaga la comparación podría favorecer al enclave malagueño, aunque nosotros discrepemos sobre ello, en el caso de Cartagena no hay mucho color. ¿Qué tiene Cartagena que no tenga Almería? ¿Qué tiene su puerto que no tenga el nuestro, para que haya una diferencia tan grande en cuanto a la llegada de este tipo de barcos turísticos?

Nosotros no tenemos la respuesta, pero sí tenemos una cosa muy clara: la entrada en las rutas y programaciones de cruceros supone una inyección turística muy importante para una ciudad y a todos los niveles, desde la promoción exterior hasta la hostelería, la oferta de industria turística auxiliar y también el comercio. Por tanto, siendo así, es importante que se siga trabajando para que los cruceros terminen de ver la importancia de tocar en Almería. Un trabajo que se lleva haciendo algún tiempo, pero en el que merece la pena incidir, porque Almería tiene que estar, en esto, por encima de destinos como Cartagena y, por qué no, como Málaga.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>