La rueda de prensa de lío

José María Sánchez Cañabate · Almería

 300117

Se reunía la Mesa de las Infraestructuras, un organismo del que se pueden decir muchas cosas salvo que haya servido para algo concreto en los años, décadas, que hace que existe. Sus reuniones suelen ser bastante anodinas, no suelen servir para llenar páginas de periódicos ni para que corran ríos de tinta.

Pero el viernes fue diferente. Tras la reunión, la habitual rueda de prensa, con Diego Martínez Cano, presidente de la Cámara de Comercio como único portavoz, pero flanqueado por los representantes de PP y PSOE, Gabriel Amat y Rodrigo Sánchez respectivamente.

Y en mitad de la rueda de prensa, presidida por el tedio y el más de lo mismo, una pregunta desencadenaba la tormenta, abría la caja de los truenos, el ‘cajón de mierda’ como suele decirse en una afamada serie de televisión.

Amat respondía, con respecto a las inversiones del Gobierno Central, que será un año complicado, a lo que el representante del PSOE respondía criticando la parálisis del AVE. La intervención de Sánchez indignó de tal manera al presidente de la Diputación que éste llegó a responder que él no había ido allí a hacer política, que también él podría recordar los incumplimientos de la Junta y que sin embargo no lo iba a hacer y que, por tanto, se levantaba de la mesa y se iba.

Y así lo hizo, dejando al presidente de la Cámara de Comercio con una cara de póker bastante importante y a los periodistas con un ‘temazo’ que tratar en sus respectivos medios, cuando en realidad habían ido a una comparecencia pública de la que poco se podía esperar.

¿Quién tiene razón? Pues seguramente los dos y ninguno. Lo que sí parece evidente es que la Mesa de las Infraestructuras no puede ser jamás un lugar en el que los partidos recuerden lo mal que lo hacen las administraciones presididas por sus rivales, puesto que, de esa manera, será imposible que reine la concordia que se necesita para que dicha Mesa sea un órgano de unidad y con cierta operatividad.

Claro que si de lo que se trata es de reivindicar para Almería mejores infraestructuras para la provincia, difícilmente ello se logrará si no se solicitan mejoras a las administraciones.

Así pues, difícil solución tiene el tema, salvo que los partidos se decidan a hacer algo en lo que no suelen estar muy duchos, es decir, en ‘lavar en casa los trapos sucios’, o sea, en lugar de decirse esas cosas en público y ante los medios, hacerlo en la intimidad de las reuniones de la Mesa, que seguramente les saldrá con bastante más respeto y espíritu constructivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>