La Parrala de Ciudadanos

Tomás López · Almería

190717

Los más jóvenes no sabrá lo que esto significa, pero los que cuentan con más edad sí habrán escuchado hablar de aquel ‘temazo’ de cuando no existían las canciones del verano, aquello de ‘La Parrala’, que sí y que no y todo lo que seguía en la letra del mismo.

Hoy, no sé por qué, me ha recordado a ‘La Parrala’ la extravagante e inaudita situación de Ciudadanos, de la que ya hemos hablado en ‘Almería Al Día’ en estos días, pero que cada jornada que pasa vive un capítulo nuevo y más sorprendente.

No cabe duda de que en Ciudadanos hay mucha vida interna y que, desde luego, se están cociendo muchas cosas y la mar de interesantes. La crisis desatada en el seno de la agrupación local, con la concejal Mabel Hernández anunciando que se iba al Grupo Mixto y abandonaba el partido, haciendo saltar a la palestra pública el secreto a voces de su mala relación con su portavoz Cazorla, ha destapado la caja de los truenos.

La aparente calma se ha traducido en un mogollón interno de mucho cuidado. De hecho, desde Sevilla no han tardado en ponerse del lado de Hernández, algunos de manera más disimulada y otros de forma mucho más clara.

Ello hasta el punto de que la parlamentaria andaluza por Almería, Marta Bosquet, ha sido la encargada de acompañar a Hernández en la rueda de prensa en la que ésta ha anunciado que no quiere irse, que se queda, “que era broma” (modo ironía ‘on’).

Y ahora, ¿qué pasa? Pues la verdad es que no es fácil saber lo que va a pasar. Para empezar, lo que pasó ayer es que la ida y vuelta de Hernández obligó a que se celebraran dos plenos extraordinarios para certificar su salida y su regreso al grupo municipal de Ciudadanos.

A partir de ahí, habrá que ver cómo evolucionan las relaciones porque las apariencias apuntan a que la concejal díscola ha salido reforzada y su portavoz, Miguel Cazorla, perjudicado de todo este movimiento que, por cierto, fue juzgado con extrema dureza por el resto de partidos del pleno.

Tanto PP como PSOE e IU se mostraron auténticamente destructivos a la hora de juzgar lo ocurrido con Ciudadanos. Razones para la crítica las hay, sin duda, pero también habría que ver si son estos tres partidos los más indicados para ponerse tan estupendos cuando el problema lo tienen los otros. ¿Y con los suyos, qué hacemos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>