La Operación Tres Reyes y sus palmeros

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 310114

Nos da la impresión, en Almería Al Día, que de esto de la Operación Tres Reyes vamos a tener que hablar largo y tendido. Nos llama la atención la cantidad de gente que hay por aquí, en la Red, tratando de crear opinión a veces y desviarla en otras ocasiones,  en el ámbito de este caso judicial. Hemos leído una cantidad importante de disparates, informaciones que parecían sacadas de Cuarto Milenio, acusaciones que uno no acaba de entender cómo no han provocado aún más movimiento judicial que el que han provocado y, en definitiva, una burda y zafia estrategia de manipulación que, como era lógico pensar, no ha conducido absolutamente a ningún sitio.

Como dice hoy La Voz de Almería, sólo han bastado ocho meses para concluir, por parte del fiscal encargado del caso, que lo que subyace en este tema no es más que un caso de extorsión y apuntar a un grupo de siete acusados, entre los que está el ex abogado del Estado en Almería, Demetrio Carmona, como los presuntos responsables del mismo.

No caeremos nosotros en el mismo error que esos adelantados a su tiempo, esos administradores de justicia ‘de plástico’, seguramente bien pagados o administrados por alguna de las partes interesadas, de cuyos nombres habremos de dar cuenta tarde o temprano. Nosotros preferimos a que haya sentencias judiciales antes de opinar, antes de marcarle el terreno a los jueces o, incluso, de corregírselo, como han hecho otros desde que esta Operación saltó a la palestra pública.

De momento, lo que existe es una acción iniciada por el fiscal responsable, al que damos más credibilidad que a cualquiera de los columnistas digitales (en el doble sentido de la palabra: el de Internet y el de ser designados a dedo) que, cartera en mano, se han creído con la potencia suficiente como para crear opinión, ignorantes ellos de que la creación de opinión es más consecuencia de años de trabajo y credibilidad que de ficciones inventadas con el mayor ruido mediático del que son capaces.

El caso es que, ya, ahora sí, tenemos a un ex abogado del Estado apuntado por un fiscal como presunto perteneciente a una trama delictiva organizada para la extorsión y el delito. Habrá que ver ahora qué dicen esos matones de la opinión a sueldo, aunque ya lo podemos adelantar desde aquí y desde ahora: dirán, como han venido diciendo, que la justicia también está en contra de su propia organización.

Esperaremos, pues, acontecimientos, expectantes para conocer cuál es la próxima carcajada mediática y opinativa de la verdadera ‘banda’, la de palmeros y clappers de este presunto grupo del delito organizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>