La gran mentira del sueldo de las mujeres

Tomás López · Almería

230216

La coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Almería, ese órgano que pagamos entre todos los andaluces para que convenza por todos los medios para que las mujeres denuncien a sus maridos haya habido o no agresión (esto está pasando, aunque sea difícil de creer), Francisca Serrano, ofreció ayer una rueda de prensa, en el marco del Día Europeo por la Igualdad Salarial entre Hombres y Mujeres, que fue un homenaje más a la demagogia sexista en la que está embadurnado esta institución.

Una rueda de prensa trufada de verdades a medias, conclusiones y opiniones lanzadas al aire como si fueran verdades absolutas e hipocresía a tutiplén.

La tesis fundamental de este gran día de la demagogia es que las mujeres cobran menos que los hombres. Y dicho así, posiblemente sea verdad, pero al mismo tiempo es, también, una gran verdad a medias, una manipulación brutal en pro de unos objetivos previamente marcados.

Y es que, como digo, dicho así, lo que parece es que las mujeres cobran menos que los hombres en las mismas condiciones, es decir, realizando el mismo trabajo y con el mismo tiempo de antigüedad. Algo que es absoluta y rotundamente falso, pero que como mentira repetida mil veces, ha terminado por tomarse como cierto.

No es verdad que un hombre y una mujer cobren diferente cantidad por realizar el mismo trabajo en las mismas condiciones y con la misma antigüedad en el puesto. Es imposible en la administración pública, porque sería ilegal; y es imposible en la privada, porque sería tanto como hacer el imbécil por parte del empresario.

Lo que ocurre es que la progresión de la mujer en el mundo laboral está todavía incompleta y aún debe faltar aproximadamente una generación para que la igualdad de condiciones (que no de sueldos a igualdad de condiciones) sea real. Quiero decir que hoy por hoy hay muchos más hombres en puestos directivos y, por tanto, hay más hombres que cobran sueldos de puestos directivos, que son superiores al resto del escalafón profesional.

Por tanto, este tipo de manifestaciones, de celebraciones y de mentiras y gordas se basan en la gran demagogia de comparar los sueldos de hombres y mujeres sin tener en cuenta los puestos.

Con este tipo de manipulaciones se lleva a decir que “el salario de las mujeres europeas es un 16,3% inferior al de los hombres. Situación que se agrava en España donde la brecha se amplía un 19,3%”, tal y como afirmaba la representante en Almería de este Instituto cuya finalidad principal es crear conflictividad de género, para justificar los generosos sueldos de los políticos y funcionarios en cuya nómina figuran.

Mucho me temo que es imprescindible que se repita muchas veces la verdad, para que termine conociéndose y se coloque al menos a la altura de la credibilidad de las mentiras que estas señoras suelen repetir de manera concienzuda y metódica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>