La Feria, el viernes

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 250716

Ha surgido el debate, menos mal, de por qué no comenzar la Feria de Almería el viernes por la noche, en lugar del sábado. La verdad es que cuando existe un debate, debe ser porque hay gente que defiende las dos posturas que se enfrentan en ese debate. Pero la realidad es que no acabo de entender qué es lo que defienden que la Feria se recortara en su día y ahora siga recortada.

Es cierto que celebraciones similares, en otros lugares, durante lo que dura ahora la de Almería pero, ¿cuál es el problema? ¿A quién perjudica que la Feria empiece el viernes?

Pensando, pensando, uno puede llegar a la conclusión de que el perjudicado por un día más de Feria puede ser el vecino del centro y de la zona del Recinto Ferial, que se vea molestado por el jaleo de la celebración, en el caso de que no guste de disfrutar de la misma.

Si es así, si esa es la razón, la verdad es que no parece demasiado difícil dar a entender al vecino molesto (molesto no me refiero a que él sea molesto, sino a que está molesto) que mientras en el resto de los más de 350 días del año no hay Feria, su molestia no va a durar más de semana y poco.

Pero habrá que analizar también los beneficios de un día más de Feria. Los más tangibles son los de los fiesteros, los que van a empalmar ocho o diez días de cañas, copas, sevillanas, fritangas, sombreros cordobeses y reencuentros con los amigos. Sin duda, para ellos un día más es mucho.

Pero en el plano económico, también conviene significar que un día más de Feria bien puede ser la diferencia entre un mal y un buen año para muchos comerciantes, que van asfixiados durante toda la campaña y ahora necesitan estirar todo lo que puedan el momento en el que hacen un poco de caja.

Los más cortoplacistas podrían pensar que la ciudad entera no tiene que plegarse a los posibles beneficios de unos pocos (o muchos) comerciantes, pero la realidad es que esos comerciantes son nuestro tejido comercial, que si hacen un poco más de caja, tendrán efectivo para gastarlo en comercios de otro tipo, para generar más empleo y pagar pagar más impuestos.

Incluso hasta ésos, los más cortoplacistas, verán que el beneficio de que a nuestros comerciantes y hosteleros les vaya un poco mejor, es para todos, no sólo para ellos.

Así es que, dicho esto, ¿a quién demonios le parece mal que haya un día más de Feria y, sobre todo, por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>