La extorsión a Bisbal y el valor de la veracidad

José María Sánchez Cañabate · Almería

 291216

Es la sublimación de la desvergüenza, de la falta de respeto a todo lo de los demás y de la degradación máxima del género humano. Un juez acaba de condenar a un ciudadano tarraconense por intento de extorsión ilícita a David Bisbal.

Los hechos son tan vergonzosos como sencillos: el tipo se hizo con una línea telefónica anteriormente dada de baja y de ahí obtuvo información, datos y demás, todos ellos pertenecientes a la vida privada del cantante y de otros personajes famosos relacionados con él.

El tipo, en lugar de hacer lo que hacen los ciudadanos honrados cuando se encuentran una cartera en la calle, que es devolverla, hizo todo lo que pudo para sacarle rendimiento económico a través del chantaje, amenazando con dirigirse a los medios de comunicación nacionales, de los que dijo que alguno estaba muy interesado en la información.

Bisbal, en lugar de entrar por el aro, hizo lo que ha de hacer cualquiera que no tenga por qué tenerle miedo a nada y que no haya hecho nada malo: denunciar a los bandidos.

Y la Justicia le ha sonreído, sencilla y llanamente porque tenía que sonreírle.

El juez ha condenado al tipo a nueve meses de cárcel por extorsión y, aunque es probable que este ciudadano no llegue a pisar la prisión, lo que sí es evidente es que lo merecería, porque no se puede ser más miserable y más ruin.

Eso sí, me queda una pequeña duda: todos los que en su día, en el año 2015, se hicieron eco de la noticia sin contrastar si Bisbal estaba o no inmerso en un escándalo de índole sexual, todos los que le dieron bola al tema sin comprobar la veracidad de los hechos e incluso los que lo llegaron a condenar públicamente, todos esos, ¿no merecerían también un toque de atención?

Porque es que resulta que Bisbal era inocente y mucha gente daño irreparablemente su imagen. Y eso, eso me temo que se va a quedar lamentablemente impune. Será así porque, aunque a veces la Justicia triunfa, en otras muchas no dispone de las herramientas necesarias para imponerse.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>