La crisis de gobierno y las vueltas que da la vida

José María Sánchez Cañabate (foto La Voz) · Almería

 280115

A 28 de enero, ya nadie tiene ninguna duda de que la única razón, o al menos la única con peso para justificar el adelanto electoral en Andalucía, es el temor a que dentro de un año Podemos pueda arrebatar al PSOE más votos que en unos comicios que se celebren ahora mismo.

La noticia ya no es noticia: es pasado. Cuanto antes dejen de llevarse la contraria en eso PSOE e Izquierda Unida, mejor para ellos, sobre todo para los primeros, porque ahondar en una verdad a medias (por no decir mentira) no parece la mejor táctica ante unas elecciones.

Pero al margen de ello, la noticia ahora es la crisis de gobierno de la presidenta Susana, que ha querido escenificar la causa por la que ha justificado el adelanto, la radicalización de IU, con el fin de la etapa de consejeros de esta formación al frente de tres áreas del ejecutivo andaluz.

Y como esperado efecto dominó, han caído también los correspondientes delegados en Almería, lo cual a uno le hace sentir cierto alivio por lo que toca a aquel personaje que, como representante de la vicepresidencia de Diego Valderas, dijo hace unos meses en un colegio que la Constitución Española era una mierda. Hoy, sinceramente, sólo porque este tipo ya no ocupa un cargo público, me siento bastante más reconfortado con nuestras instituciones.

Más allá de aquello, como no puede ser de otra manera, a reyes muertos, reyes puestos y el primero en estrenar cargo ha sido Joaquín Jiménez, que después de no entrar en la candidatura de Pérez Navas al Ayuntamiento (recordemos que Jiménez hizo un intento de postularse como alcaldable pero se retiró ante la previsible supremacía de aquél), se ha encontrado con un puesto de delegado de Fomento y Turismo.

Será un cargo efímero… o no. Y es que su fecha de caducidad está fijada para marzo, con las elecciones que su jefa autonómica, la presidenta Susana, ha fijado en la comunidad. Eso sí, si se produce la victoria socialista y el gobierno de ésta, el señor Jiménez tendrá muchas papeletas para cuatro años de gobierno en el ámbito autonómico, que en principio parece un destino bastante más plácido que la más que probable oposición en el equipo de Pérez Navas.

Y es que en esto de la política, aquello de las vueltas que da la vida cobra un especial significado, una especial profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>