La aberrante aberración de los ecologistas aberrados

José María Sánchez Cañabate · Almería

 270317

Vuelven los ecologistas en Almería, que llevaban un tiempo muy callados y que, por fin, han encontrado algo con lo que justificar sus elevados e injustificados sueldos. Con El Algarrobico lo tienen encauzado,  vuelve la ‘palabra clave’ el mantra de todo buen ecologista: aberración.

Un día escuché a una señora decir que el que un quiosco de Almería pusiera mesas para que la gente tomara cañas y chocolate con porras en la calle era una aberración urbanística. Pero la aberración ecológica por excelencia ha sido y será, para ellos, El Algarrobico, un hotel de lujo que se iba a levantar en el municipio de carboneras, al lado de la playa, para convertir la playa del mismo nombre en un referente turístico como mínimo nacional. No se hará. Y no se hará porque los señores ecologistas lo pusieron en su punto de mira y se lo cargaron hoy tenemos un montón de escombros y cemento inútil donde antes podía haber una construcción sostenible, rentable y dinamizadora del territorio.

Ahora, estos mismos ecologistas han vuelto a utilizar su palabra favorita: aberración; esta vez dirigida a que en las playas del Levante se está utilizando tierra, arena o llamad como queráis al material, para regenerar las playas.

Según los ecologistas, varios ciudadanos se han dirigido a ellos para ‘chivarles’ que el material utilizado es de muy mala calidad y ellos, rápidamente, han colegido que puede ser un material altamente contaminante, que afecte a las praderas de posidonia, a la flora y fauna marina, al plancton, a Arenita, a Calamardo, a Bob Esponja que vive en la piña debajo del mar y seguramente también a la flora bacteriana y al bífidus de los yogures.

Los señores ecologistas, muy rigurosos ellos siempre, han decidido preguntar al Ministerio cuál es el material que se está utilizando para regenerar la playa, pero mientras tanto les responden, han decidido hacer una nota de prensa y quejarse, no sea que lo que les conteste el ministerio no les convenza o no sea justo lo que ellos quieren escuchar.

Vamos, dicho de otra manera, que primero piden información y, antes de que les contesten, antes de saber qué es lo que está pasando, antes de tener puñetera idea de si hay algo sobre lo que quejarse, ellos hacen una nota de prensa hablando de aberraciones, que es lo que más les pone desde que cobran sueldos de 4 cifras gracias, entre otras cosas, a las subvenciones que reciben del Estado del que se quejan.

Y así nos va, amigos; en un país que, por ejemplo, el pasado año, y el anterior, y el anterior… perdió cientos de puestos de trabajo sólo porque q estos señores se les puso en el punto de mira un hotel junto a la playa, exactamente igual que los cientos que hay en otros sitios del mismo país.

Y mientras, los ciudadanos que sufrimos la crisis y el puñetero paro que nos está desangrando, no sólo permanecemos impávidos ante el abuso de estos vividores, sino que además les reímos las gracias. Muy aberrante todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>