Kafka y las plantas de residuos vegetales

José María Sánchez Cañabate · Almería

 260215

Un grupo de transportistas del campo almeriense se concentraron ayer como protesta por la situación que se vive en la planta de residuos vegetales Ejido Medio Ambiente. COAG, organización de agricultores, apoyaba la protesta y alzaba la voz también en nombre de los propios productores.

La cuestión es que el campo está viviendo una situación que más bien parece sacada de una novela de Kafka, de ésas en las que los protagonistas quieren resolver su situación, pero se van encontrando paulatinamente con problemas y más problemas que son completamente irresolubles, insuperables, hasta caer en la más absoluta desesperación. La Metamorfosis. Con el protagonista convertido en un insecto de la noche a la mañana, o El Castillo, son algunos, que representa la imposibilidad de entrar y salir de un viejo castillo, son algunos ejemplos.

Los agricultores y transportistas se encuentran también con una situación kafkiana, imposible de resolver. Resulta que, como es normal y con buen criterio, la administración obliga a que los restos vegetales sean conducidos y entregados en plantas para la gestión de los mismos, puesto que eliminarlos cada uno por su cuenta en las fincas supone un gran aporte de contaminación y abandonarlos a su suerte en un foco de futuras infecciones para las plantaciones.

Para regularizar tal situación, hacen falta, por lo tanto, centros de tratamientos de residuos que sean capaces de asumir la gran producción del campo almeriense. Y se da la circunstancia de que tanto el del Poniente como el del Levante presentan diferentes problemas que les están impidiendo hacer frente a las necesidades de la producción.

En concreto el del Poniente, Ejido Medio Ambiente, sufrió un incendio este verano y desde entonces no han cesado los problemas. Problemas que se van a multiplicar en próximas fechas, cuando poco a poco se vaya llegando al fin del ciclo de cultivo de invierno y los agricultores tengan que recoger los residuos de sus plantas, que han estado en producción hasta ahora, para cambiarlas por las de primavera o las del próximo ciclo.

Será un momento de gran necesidad de gestión de los residuos vegetales y lo que ayer hicieron los transportistas y representantes de los agricultores es adelantarse a un problema que ya está aquí, pero que va a ser mucho más grave en próximas fechas.

Lo incomprensible es que tengan que ser ellos los que se adelanten al problema, cuando ya le ven las orejas al lobo, en lugar de que la administración controle estos temas. En juego no está cualquier cosa, sino el buen funcionamiento del sector que más produce y más empleo mantiene en la provincia de Almería hoy por hoy.

Dicho de otro modo: si el campo se para, Almería entera se para con él. Y los daños pueden ser irreparables. ¿A qué esperan los responsables para resolver de una vez por todas este problema crucial de los restos vegetales, que además lleva ya muchos años existiendo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>