Izquierda Unida contra El Algarrobico y… ¿contra el empleo que generaría el proyecto?

Tomás López · Almería

 221014

Sí, señor, lo estábamos echando de menos. En el tema de El Algarrobico había intervenido todo el mundo, pero faltaba la guinda de Izquierda Unida, cuya eurodiputada por Castellón, Marina Albiol, ha preguntado en a la Comisión Europea qué es lo que está esperando para involucrarse en la demolición de El Algarrobico que, según esta formación y esta señora, fue construido ilegalmente, vulnera directivas europeas y está desarrollado en suelo protegido.

Acaba de descubrir la pólvora la señora Albiol, en el ideario de cuya formación figura la defensa de las personas, la igualdad de oportunidades y la protección de los más desfavorecidos, pero que, en cambio, emplea el dinero público que le pagamos todos los españoles y, en este caso, europeos, en esforzarse en que se gaste todavía más dinero público en derribar un macro-hotel que tardó años en levantarse, ante la atenta mirada de todos los que en su día no dijeron ni pío y hoy se escandalizan.

Poco le importa a la señora Albiol que el caso esté en manos de la Justicia, que sea ésta la que haya de dilucidar los grados de protección, la legalidad o no de las licencias, el grado de protección de la zona en cuestión y todos los aspectos que han de ser definitivos para resolver sobre si la construcción fue o no legal.

Y poco le importa a esta señora, cuyo sueldo le llega generosamente todos los finales de mes en forma de miles de euros, que en caso de que la cosa fuera ilegal, haya que gastar un pastón en demolerlo, total, para no dejarlo ni mucho menos como estaba antes de que entrara el ladrillo y el hormigón.

No dejamos de sorprendernos sobre la actitud de dirigentes públicos y su concepción sobre el lugar de donde saldrá el dinero. Para ellos, deben fabricarlos unos enanitos por la noche. De lo contrario, no se explica el poco respeto que tienen sobre cómo gastarlo.

Ello por no hablar de los puestos de trabajo que el parón en la puesta en marcha del hotel está provocando que se pierdan. En su defensa de los trabajadores, habrá que preguntar a Izquierda Unida qué tiene que decirles a los jardineros, conserjes, conductores, camareros, auxiliares, gobernantes de planta, personal de mantenimiento, recepcionistas y botones que, por cientos, deberían estar empleados en este proyecto y sin embargo están en el puñetero paro. Acaso una militante de Izquierda Unida, con sueldo público en su nómina, debería darles a estos parados alguna explicación. ¿O no?

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>