Investidura: de nuevo Ciudadanos y esperando cierta estabilidad por fin

Tomás López · Almería

261115

No termina nunca este año electoral, de votaciones, comicios, candidatos e incertidumbres. El sábado, de nuevo, el pleno del Ayuntamiento elegirá al alcalde de la ciudad de Almería, después de la dimisión de Rodríguez-Comendador. No parece que esta vez el proceso vaya a ser tan rocambolesco, enigmático e indefinido como lo fue el anterior, con las idas y venidas de Ciudadanos, grupo municipal convertido en la llave de gobierno y que, en medio día, pasó de anunciar su apoyo al PSOE a verse obligado a hacer lo mismo con el PP, por órdenes de su dirección nacional.

Esta vez, el portavoz de Ciudadanos parece tener claro que donde manda patrón no manda marinero, a pesar de los golpes de pecho que el partido se da acerca de la autonomía de las bases y el poder interno de los militantes. Al final, un partido es un partido, incluso en Ciudadanos y Podemos, y éste no va a permitir que sean los representantes locales los que elijan con quién pactan o dejan de pactar. Es más, es posible que así deba ser.

El caso es que no se prevén grandes movimientos entre hoy y mañana, lo cual querrá decir que el sábado el PP saldrá elegido con mayoría simple y Ramón Fernández-Pacheco será alcalde sólo con los votos del PP, su partido, pero con la abstención de Ciudadanos, que de esta manera, posibilitará el gobierno popular, como hace tres meses hizo con Luis Rogelio.

A algunos no hay quien nos quite de la cabeza que el portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Miguel Cazorla, no tendría ningún inconveniente en votar la investidura de Juan Carlos Pérez Navas, que ya ha manifestado que volverá a presentarse ante el plenario para ser elegido alcalde. Pero la realidad es que todo volverá a desarrollarse tal y como ocurrió en la anterior votación.

Mientras tanto, PSOE e Izquierda Unida han denunciado que la ciudad se encuentra paralizada, sin que se finalicen obras, sin actividad económica y sin inicio ni estudio de los grandes proyectos que necesita Almería. Y todo ello, según estas fuerzas políticas, debido al proceso de ‘stand by’ debido a la renuncia del anterior alcalde y espera de la toma de posesión del nuevo.

La realidad es que, si esto es así, ya queda poco. El sábado, Almería volverá a tener alcalde y, por tanto, si hay parálisis, ésta deberá dejar de existir. Lo mejor es que, salvo sorpresa mayúscula, ya no habrá más elecciones en el ámbito municipal hasta dentro de más de tres años y medio. Y por tanto, ya sólo quedarán las nacionales del 20-D, para que los españoles y los almerienses podamos descansar y percibir un poco de estabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>