Inocentes

Tomás López · Almería

281215

Atentos hoy a las pantallas, especialmente, porque es día de que nos la cuelen por donde quieran. Hoy es 28 de diciembre y ya hemos empezado a ver por ahí las primeras manifestaciones de la ‘inocencia’ en periódicos, radios y televisiones. Las secciones deportivas de los periódicos son muy propicias para este tipo de noticias, que hasta el día siguiente no son desmentidas, según manda la tradición. Ya hemos visto cómo por un lado se habla de una alianza de ex jugadores para salvar al Almería del descenso, con Ortiz a la cabeza y acompañado por Charles y Negredo; o la dimisión de la junta directiva en el Deportivo Ejido.

También hemos leído por ahí, en Ideal Almería, que David Bisbal aparecerá en un episodio de Juego de Tronos, mientras que Diario de Almería habla de que un error en la tramitación de la renuncia obliga a Luis Rogelio a retomar su puesto de alcalde en lugar de Ramón Fernández-Pacheco.

Sin embargo, como quiera que la realidad y la ficción se parecen cada día más, también hoy podemos leer que los miembros de la CUP han votado sobre si apoyar o no la investidura de Mas en Cataluña y… ¡han empatado!, así como que Gorosito, técnico del Almería, le ha pedido a su presidente que no despida a nadie antes de que él no llegue.

Leemos también que Ramón Fernández-Pacheco, que lógicamente va a seguir siendo alcalde mañana, cuando pasen las inocentadas, remodelará el equipo de gobierno a la vuelta de Reyes; y que Ciudadanos ha recordado al PP de la capital que, para contar con su apoyo en los presupuestos, ha de cerrar un par de empresas públicas como son Emisa y Plan Urban.

Otras noticias, en cambio, no salen en los medios ni hoy ni mañana, ni siquiera en plan inocentada, como la llegada del AVE a Almería o el soterramiento de las vías del tren, los acuerdos entre los grandes partidos para seguir unas líneas comunes en temas cruciales como educación, sanidad, infraestructuras o políticas sociales; la reestructuración del mercado hortofrutícola para que los agricultores no vivan siempre en un suspiro en función del vaivén de los precios; o la mejora de los servicios públicos al ciudadano, que se ve siempre sometido a un eterno ‘vuelva usted mañana’.

El Día de los Inocentes quizás no sea mal día para hacer propósito de las noticias que nos gustaría contar o recibir en el próximo año. Muchas de ellas sonarían, a día de hoy a inocentada, pero tampoco es cuestión de perder la esperanza que, como se ha dicho siempre, es lo último que se pierde. ¿O era la inocencia?

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>