Ha empezado la campaña

Tomás López (foto La Voz) · Almería

 220714

Con unas elecciones municipales a la vuelta de la esquina, en la primera mitad del año que viene, y luego la carrera desenfrenada hacia la presidencia de la Junta de Andalucía y la Moncloa, a nadie le cabía ninguna duda de que, a la vuelta del verano, esto iba a ser campaña electoral pura y dura.

Pero están los nervios a flor de piel, los grandes partidos se preguntan cómo afectará de verdad la atomización del voto y si es cierto que van a crecer las pequeñas formaciones también en las elecciones más cercanas, incluyendo las municipales. Y cuando los partidos están nerviosos, ya se sabe lo que hay: enfrentamientos, acusaciones y fuego cruzado a discreción y sea por lo que sea.

En lo que va de semana, que acaba de empezar, por cierto, ya ha habido dos rifirrafes entre los máximos dirigentes de PP y PSOE en Almería, los señores Amat y Sánchez Teruel, a propósito de lo primero que han encontrado a mano. Por un lado, las obras del AVE, que los socialistas le tiran a la cara a Amat, ignorando los ocho años de gobierno Zapatero en los que, que sepa, no ha habido muchos avances; y por otro, el Plan Hidrológico Nacional y las inversiones en agricultura, aspectos éstos en los que tampoco tienen mucho que decirse los unos a los otros, pero que ahí van las balas.

Hombre, en lo que posiblemente se haya colado un poco el señor Sánchez Teruel es en decir que Amat ignora cuáles son los problemas del campo almeriense, más que nada porque cuando el secretario provincial del PSOE vestía pantalón corto, ya andaba promoviendo invernaderos el veterano líder del PP. Conocerlos, los conoce, sin duda; otra cosa es que tenga la llave para solucionarlos.

El caso es que el guión ya nos lo sabemos, aunque posiblemente sea un poco sorprendente que el telón se haya levantado tan pronto; de hecho, en cada ciclo electoral se levanta antes y, en esta ocasión, ya ni siquiera se ha respetado el verano, otrora sacrosanto.

En definitiva, que si a estas alturas nos vemos así, imagínense cómo vamos a estar en ocho o nueve meses, o mejor dicho, durante los próximos ocho o nueve meses. Prepárense, porque las elecciones son cada vez más largas y éstas prometen serlo y mucho. Al que le gusten este tipo de cosas, este tipo de procesos, se va a divertir y de lo lindo. Y si no, al tiempo.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>