Golpe a la ‘okupación’

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 200315

Leo en Ideal que las empresas concesionarias de agua y electricidad le han dado un golpe a la ‘okupación’ masiva que se está produciendo en las casas de determinada zona del barrio de Villablanca. Casas que se quedaron a medio vender y en algunas de las cuales hay propietarios que han pagado religiosamente su compra y abonan también sus cuotas de luz, agua, impuestos, etc; al lado de los cuales hay otros que se han colado en propiedad ajena, no pagan nada y disfrutan de lo mismo.

Estas empresas han cortado los enganches ilegales a la luz y al agua de estos ‘okupas’, en lo que se considera un ‘golpe’ a esta tendencia de vivir en propiedades ajenas. Realmente parece increíble que a estas alturas se sigan dando estas situaciones, pero lo que es peor es que no sólo se le visos de solución sino que cada día hay más personas convencidas de que ‘okupar’ lo que no es tuyo es justo si realmente tienes necesidad.

Lo primero que me parece increíble es que, en pleno siglo XXI, un estado como el español aún no haya sido capaz de poner en marcha un plan eficaz y controlado de vivienda, que asegure que todo el mundo en España tiene un techo donde pasar la noche. Es vergonzoso que se sigan gastando ingentes cantidades de dinero en otras cosas mucho más superfluas, cuando no se es capaz de cubrir esta necesidad.

Y dicho esto, también es vergonzoso que no se ponga solución a lo que es un robo con todas las de la ley, puesto que los ‘okupas’ no hacen otra cosa que sustraer el uso de la propiedad a quien ha invertido su dinero, su tiempo y su esfuerzo en promoverla, construirla o comprarla.

Este caso es especialmente sangrante, puesto que los damnificados no son sólo los propietarios de las viviendas ‘okupadas’, que obviamente son los más perjudicados, pero también están los vecinos que han cumplido y siguen cumpliendo con sus obligaciones económicas para poder disfrutar de una vivienda y, sin embargo, se encuentran con que sus vecinos de al lado piratean todo lo que hay que piratear, con el consiguiente malestar creado en el barrio.

Indudablemente, el Estado es responsable de procurar que sus ciudadanos tengan un techo para proteger a sus familias y, además, de asegurar que quienes se apropian de que no es suyo lo devuelvan y afronten las consecuencias. Lo contrario es la ley de la selva que, por mucho que haya a quien le pueda parecer lo contrario, termina no gustando ni favoreciendo absolutamente a nadie.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>