Estudiantes y normalización de la discapacidad

Tomás López · Almería

 210214

Nos cuenta la prensa, esta mañana, la noticia de que los estudiantes con discapacidad han aumentado en un treinta por ciento en la Universidad. La noticia es buena, salvo en el aspecto de que aún sigue siendo noticia el hecho de que este colectivo haga algo en este mundo. Al margen de que en el mundo de la discapacidad hay dos ámbitos muy diferentes, como son el del aspecto físico y el del mental, la realidad es que cualquier atisbo de normalización tanto de unos como de otros supone una noticia.

Son noticias positivas, puesto que representan avances en la integración de este tipo de personas que, como su propio nombre indican, cuentan con todos los derechos propios de todo el colectivo, pero que encuentran enormes dificultades para ejercerlos.

No hace mucho, la Asociación A Toda Vela, dedicada al ocio de las personas con discapacidad, publicaba un estudio cuya principal conclusión era que la gran mayoría de las personas con discapacidad intelectual no cuenta no ningún amigo y que la práctica totalidad de ellos practican su ocio en solitario o en el seno de las asociaciones a las que pertenecen.

Hoy, la noticia que leemos en Ideal habla de que la situación laboral que vivimos en España y el aumento de la concienciación sobre la igualdad de oportunidades son las principales causas detectadas por la UAL para explicar este sensible aumento de las matrículas universitarias de personas pertenecientes a este colectivo.

En concreto, en este curso hay 171 personas con discapacidad matriculadas en la Universidad, de los cuales 37 han pasado por el Secretariado de Orientación de la Universidad de Almería, donde tanto a ellos como al resto de alumnos se les brindan consejos y asesoramiento sobre su futuro tanto en su formación como en sus salidas profesionales.

Es evidente que el mundo de la discapacidad necesita apoyos especiales, fundamentalmente porque estamos muy lejos de conseguir que estas personas puedan desarrollar sus vidas no ya con igualdad con respecto al resto, sino conforme a sus capacidades. Hoy día, en relación con este colectivo se hace especial hincapié precisamente en sus discapacidades, olvidando siempre sus capacidades.

Y quizás esté ahí la clave de su desarrollo, su integración, su normalización y, sobre todo, del aprovechamiento que la sociedad puede conseguir de ellos: si la sociedad, las personas en general lográramos ver sus capacidades, a buen seguro que su integración sería total, puesto que en la totalidad de los casos, éstas superan con creces a sus discapacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>