Estamos en elecciones… ¿acaso hemos dejado de estarlo?

070515José María Sánchez Cañabate · Almería

Hace poco más de un mes, pasábamos por las urnas para elegir a nuestros representantes en el Parlamento Andaluz, por obra y gracia de un adelanto electoral muy estratégicamente preparado. Ha pasado el tiempo, poco, y volvemos a estar en campaña electoral. O acaso no hemos dejado de estarlo, en este mes y pico… y tampoco en los últimos años.

Es lo que hay: es un año especialmente electoral; y esto no acaba sino de comenzar. Pero a pesar de que la lucha electoral se ha convertido prácticamente en una constante, la realidad es que a medida que se aproxima el 24 de mayo, nos vamos metiendo más en faena, suben los tonos, suben los enfrentamientos y el ambiente se percibe más y más cargado.

Esta noche se abre la campaña electoral, que vuelve a aparecer incierta en la provincia de Almería, no así en la capital, en la que todo apunta a una victoria del PP, aunque hay otras cosas importantes por decidir, como por ejemplo si logrará el PSOE remontar sus últimos y malos resultados, cómo afectará la llegada de otros partidos al granero de votos de IU y en qué se traducirá la puesta en escena de partidos hasta ahora inéditos, como UPyD, Ciudadanos o Podemos.

En la provincia, la lucha estará en la Diputación, puesto que todo apunta a que los grandes municipios volverán a estar en manos del PP, al menos Roquetas y El Ejido, con Vícar bastante seguro para el PSOE y grandes dudas en el resto, desde Adra hasta Huércal Overa, pasando por Níjar, Carboneras, Berja o Huércal de Almería.

Los municipios más pequeños parecen ser propicios para el PSOE, que todo apunta a que volverá a tener más alcaldías que el PP, aunque la gran duda es si serán suficientes para compensar la presumible supremacía popular en los grandes.

Pero, a todo esto, ¿dónde quedará el efecto Podemos? ¿Y el efecto Ciudadanos? ¿Obtendrá concejales UPyD, que ahora los tiene sólo en El Ejido y que presenta cuatro candidaturas? El partido naranja parece en pleno crecimiento, aunque sus candidaturas en casi todos los municipios ofrecen algunas dudas; el morado parece frenado en su crecimiento, desunido en diversas siglas y sin candidatos convincentes en ningún caso; y UPyD, que ha realizado un intenso trabajo en la capital, sólo podrá tener representación en cuatro consistorios.

Así pues, a pesar de la tendencia a la ruptura del bipartidismo, la campaña y, sobre todo, las elecciones habrán de confirmar si ello se confirma también a nivel local en una provincia como Almería, tradicionalmente bipartidista y sin que se atisbe un gran cambio en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>