Empiezan las curvas

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 190215

Y mucho han tardado. En un año en el que habrá elecciones autonómicas en Andalucía y Cataluña, municipales y posiblemente nacionales o bien el precalentamiento para éstas, demasiado tranquilos están los políticos en el ámbito electoral.

El enmerdamiento de la vida política parece que ha retraído un poco a los partidos, que se encuentran como retraídos, tímidos, como con miedo a dar la cara por si se la parten.

Pero las semanas y los meses pasan y llegan las campañas. Y la gente tiene que echarse ya a la calle a por el voto. Ayer la presidenta de al Junta, posiblemente una de las que parecen más ‘frescas’, y entiéndaseme el término como con menos complejos, menos presionada, a pesar de que en su partido tiene lo suyo, con reciente imputación de presidentes de la Junta incluida, se lanzó ayer a una de esas visitas típicamente preelectorales.

Hizo casi de todo la presidenta, con récord de visitas, reuniones, encuentros y mítines, incluyendo uno para presentar a la candidata de Níjar, posiblemente con Vícar el único municipio grande de la provincia en el que tienen esperanzas de ganar (Almería, Roquetas, El Ejido, Huércal e incluso Adra les parecen vetados).

Se defendió Susana de los ataques de Carmen Crespo, cabeza de lista popular a parlamento andaluz por Almería, de electoralismo. Y fue un ejercicio tan inútil como la propia crítica que lo motivó. Mire usted: es época de electoralismo y lo mejor es que los ciudadanos lo sabemos. Sabemos que todo lo que nos llega en estos días está teñido de la clave electoral.

Así que ni unos han de rasgarse las vestiduras ni otros negar lo evidente. Es época de prometer, de cautivar, de acercarse lo que no se han acercado en los cuatro anteriores años. Es una pena por ese período anterior, pero que se haga ahora es lo más natural y a estas alturas ya nadie se asusta.

Harían bien en no lanzarse a la cara, los grandes partidos, lo que es lo más natural y normal del mundo, porque de lo contrario tan sólo seguirán dando alas a ese torbellino que nos amenaza con tirar todo por la borda por la vía del populismo.

Lo que ha quedado claro es que ya vienen las curvas. Abróchense los cinturones.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>