Emilio Campra

 Álvaro Fuentes Soler · Almería

 231114

Ha muerto Emilio Campra. El deporte de Almería está de luto. La gente del deporte, aunque a veces no lo parezca, también envejece; y muere. Emilio Campra es uno de esos almerienses que, aunque mucha gente no lo sepa, han contribuido, a lo largo de los años, a cambiar Almería. Don Emilio, así lo llamaba mucha gente en el mundo del atletismo, vio claro que había que apostar por el atletismo y por el deporte y empezó a trabajar.

Cientos de chavales de diferentes generaciones y épocas han pasado por sus manos en diferentes instalaciones deportivas, entre ellas el estadio que hoy lleva su nombre, antiguamente de La Juventud y más antiguamente de La Falange. Allí las tardes eran eternas y al mismo tiempo fugaces para este visionario del deporte.

Trabajar por el deporte y por formar deportistas entre los más jóvenes tiene siempre gran mérito, pero lo tiene especialmente cuando se implantan métodos y estrategias, modelos de trabajo que nadie antes había trabajado ni imaginado. Eso se llama crear, innovar, atreverse, en definitiva, ser valiente.

Emilio Campra en atletismo, como Antonio Yagüe en gimnasia, Juan Esteban Navajas en baloncesto, Miguel París, Miguel Moreno, Guillermo Plaza y Javier Frutos en balonmano, Fernando Martínez en tenis, los hermanos Muñoz en ciclismo, Moisés Ruiz en voleibol, Juan Ortega en varios deportes y otros muchos han sido pioneros deportivos en Almería. Gentes que rompieron moldes en un momento determinado, que cambiaron las estrategias y abrieron caminos para todo lo que vino después de ellos; que en muchas ocasiones fue grande.

Hoy en día disfrutamos o hemos disfrutado en Almería de equipos campeones de España de voleibol, otros que militan o han militado en la máxima categoría del balonmano, jugadores que han accedido al tope del baloncesto español, tenistas campeones de España en categorías de cantera, ciclistas que dan el salto al profesionalismo, atletas que hacen torcer su cuello a base de medallas y muchos deportistas que han triunfado, algunos de ellos sin haber conocido siquiera a los pioneros del cambio deportivo que se impulsó, en un momento dado, en nuestra provincia.

Es bueno recordar a toda esa gente e incluso es mucho mejor y más justo recordarlos cuando están todavía vivos. Emilio Campra recibió en vida algunos homenajes y reconocimientos, entre ellos el dar su nombre al recinto deportivo del atletismo almeriense por antonomasia, aunque en sus últimos años seguramente no sintió el calor de los almerienses, no se vio arropado por la gran masa de quienes practican el deporte que él ayudó a implantar y popularizar en Almería.

A pesar de todo, don Emilio sabía que todos los almerienses del deporte admiraban su figura y le reconocían la labor hecha y los logros conseguidos. Almería ha perdido un pilar fundamental de su actividad deportiva; una suerte para todos los que quieren el deporte.

Next Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>