Elecciones europeas

José María Sánchez Cañabate  · Almería

 230514

Se acabó la campaña. Mañana sábado es el día de reflexión, mientras que hoy se cerrará la campaña llamando al voto para unos y para otros. Las alternativas son muchas: derecha o izquierda, europeísmo o anti-europeísmo, partidos grandes o partidos pequeños y, dentro de ellas, mil y una opciones.

No cabe duda de que son unas elecciones especiales. Los partidos, todos, se han empeñado durante la campaña en trasladarnos la idea de que es fundamental que participemos los comicios del domingo, porque en juego hay muchas cosas, porque son las elecciones más importantes que se celebran en estos tiempos, porque en Europa nos jugamos mucho y porque gran parte de las cosas que nos pasan en España tienen su origen en el Parlamento comunitario.

No hay duda de que tienen su importancia, estas elecciones. Quizás la prueba esté en el comportamiento de los partidos durante el período electoral y pre-electoral. Se han volcado en trasladar sus propuestas y no sólo porque lo del domingo es un magnífico termómetro para conocer qué es lo que está pasando en la calle, en esa calle que aparenta estar tan desencantada, pero que no acaba de dejar de comportarse, electoralmente, como lo ha venido haciendo desde hace ya bastante tiempo.

Se han volcado, también, porque el domingo nos jugamos que en Europa se gobierne de una manera o de otra. Y aunque lo nuestro es sólo un granito de arena, no deja de ser un granito importante, de ésos que ayudan al compañero, aunque no hagan granero, o al menos del todo.

Y luego está lo que va a ocurrir, que como siempre, no lo sabremos hasta la noche del domingo, aunque todas esas consignas y predicciones del fin del bipartidismo, del descrédito de los grandes partidos y la apuesta masiva por esas otras fuerzas políticas que hablan de democracia real y de honestidad, ahora que no están ni en la oposición, no parece que vaya a ser para tanto.

Insistimos, en todo caso habrá que esperar al domingo. Lo que digamos hoy, y sobre todo mañana, que es día de reflexión, no es más que hablar por hablar. El domingo, como suele decirse, las que hablan son las urnas; que son las que más derecho tienen a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>