El Puente y ese diciembre ‘inhábil’: vuelva usted en enero

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 111217

Se acabó el Puente y como que a muchos no les duele, por aquello de que estamos metidos ya en la dinámica de este  mes de diciembre en el que parece que todo vale, en el que no es fácil localizar a nadie, en el que parece que sólo funciona el comercio y en el que las vacaciones parece que lo acaparan todo, a pesar de que hasta el día 25 todavía queda medio mes.

El ‘vuelva usted mañana’ de Larra se apodera de todo, pero en versión corregida y aumentada: ‘vuelva usted ya en enero, si eso’. Y nos quedamos tan panchos. Es difícil fijar citas serias en estos días, porque parece que cada noche anterior ha habido una cena importante de celebrar, que impide que al día siguiente esté todo el mundo en su sitio.

Las negociaciones se paralizan hasta enero, como si el mes de diciembre no existiera administrativamente. Y lo que es peor, esa tendencia, sin duda nacida de lo privado, se traslada a lo público, como si las personas que trabajan en la administración con el dinero de todos los ciudadanos como sueldo, también tomaran parte en esta dinámica de ausencia total y absoluta de productividad.

Cada año estoy más convencido de que la ubicación de este macro puente de la Inmaculada y la Constitución es un grave enemigo para el mes de diciembre en lo productivo. Seguramente, sin él, esta pasada semana hubiera sido normal y a nadie se le hubiera ocurrido pensar en que, si estiramos un poco el chicle, ya no volvemos a la normalidad hasta el 8 de enero.

Pero la culpa no es del calendario; la culpa es nuestra; es de esa dinámica en la que nos movemos cada final de año, adelantando la Navidad cada día más y encontrando que, entre el 6 de diciembre y el 8 de enero, ¡un mes!, es difícil colocar cualquier momento importante en cuanto al trabajo se refiere.

No quisiera abrir el debate de lo que piensan otros europeos sobre nosotros, los españoles a este respecto, pero más valdría hacer una reflexión de lo productivos que somos en el mes de diciembre, porque luego resulta que nos asustamos todos mucho cuando vemos las cifras del paro o cuando nos amenazan con que en unos años es posible que no haya dinero para pagar las pensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>