El PSOE propone continuar la obra del hotel del Algarrobico: seguimos sin respuestas a tantas preguntas

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 270814

Debe hacer unas dos semanas que no escribimos nada sobre el Algarrobico y, la verdad, ya nos parece una eternidad. Pero es que este tema es tan tozudo a la hora de meterse con calzador en la actualidad de cada día, que no podemos demorar mucho más una nueva intervención.

Ahora resulta que ayer, el pleno de Carboneras, el ayuntamiento en cuyo término municipal está ubicada la obra en cuestión, debatía una propuesta que solicitaba que la promotora, Azata del Sol, reanude las obras del complejo turístico. Lo sorprendente no es esto, con serlo en gran medida, sino sobre todo que el grupo municipal que presentaba tan propuesta era… ¡¡¡el PSOE!!!, es decir, el mismo partido que gobierna en la Junta de Andalucía, cuya presidenta y algunos de cuyos consejeros se han hartado, en las últimas semanas, de proclamar a los cuatro vientos lo aberrante, insultante, intolerable y vejatorio para todo lo que se nos antoje que es el hecho de que la obra haya llegado hasta donde ha llegado.

“El PSOE carbonero considera que, después de conocer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que ratifica como firme la legalidad de la licencia del hotel del Algarrobico concedida por el Ayuntamiento de Carboneras en 2003 bajo el mandato del socialista Cristóbal Fernández, la “pasividad” de la coalición PP y Gicar le obliga a encabezar de nuevo las acciones políticas y judiciales para conseguir la apertura del hotel”, se publicaba ayer en Diario de Almería, citando palabras textuales del propio grupo municipal socialista carbonero.

También se sometió a votación la solicitud de anulación del protocolo que suscribieron Gobierno de España y Junta de Andalucía en 2011, para el derribo del hotel y restauración, o algo así, del paisaje reinante en el entorno.

Y dicho todo esto, ¿alguien nos puede explicar qué está pasando con este tema de una santa vez? ¿Por qué unos tribunales dicen unas cosas y otros otras? ¿Por qué los partidos políticos cambian de opinión de la noche a la mañana? ¿Por qué dentro de un mismo partido político hay opiniones no tan discrepantes, sino tan radicalmente opuestas? ¿Por qué llevamos lustos con esa mole de escombros plantada ahí en la costa, donde debería haber un hotel de lujo que generase puestos de trabajo y riqueza, así como promoción turística de nuestra provincia? ¿Por qué hay tanto obtuso al que una construcción a pie de playa hecha en el siglo X le parece una obra de arte, digna de ser declarada Bien de Interés Cultural, mientras que si está hecha en el XX debe ser derribada y abominada?

Pues nada: seguimos sin respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>