El plan de empleo, el Algarrobico y Groucho Marx

José María Sánchez Cañabate  · Almería

 230114

Lo publicaban ayer los tres diarios de Almería y además en lugar preferente: la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado un plan especial de empleo para la recuperación medioambiental del paraje del Algarrobico. Así, a primera vista, la noticia parece buena, puesto que cualquier cosa que esté relacionada con fomentar el empleo es positiva.

Sin embargo, independientemente de cuándo va a llegar ese plan de empleo y de conocer sus detalles, puesto que no es el primero que se anuncia para la zona, subyace cierta ilógica en el anuncio de un plan de empleo para paliar los efectos negativos que sobre el empleo tiene la paralización y posible derribo de lo que iba a ser un gran motor para la generación de empleo.

Es algo así como que las administraciones, el Estado o quien quiera que haya sido, primero paralizan un polo de generación de empleo y luego se ponen a buscar cómo generar empleo, sin tener en cuenta que tenían delante de sus narices la manera de hacerlo.

Estas cosas pasan a veces en política, que en su día fue definida por Groucho Marx como “el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

Está claro que la razón por la que ahora es necesario un plan de empleo en lugar de haber generado esos puestos de trabajo con la apertura del hotel tiene una raíz medioambiental. Una raíz que no ha tenido el suficiente peso en otras muchas actuaciones anteriores, con lo cual, podemos colegir que Almería no se merece la misma flexibilidad ambiental que sí han tenido otras zonas, por tal de generar focos de creación de empleo; o dicho de otro modo, que los almerienses no tenemos tanta necesidad de trabajar como los murcianos, los malagueños, los gaditanos o los alicantinos, a los que sí se les ha permitido generar empleo por la misma vía que lo iba a generar el Algarrobico.

El alcalde de Carboneras, que es un señor sencillo pero que suele hablar muy claro, ha recordado que desde que se acordó la paralización de la obra del hotel, no se ha generado ni un solo puesto de trabajo en Carboneras a costa del Parque Natural. Una frase rotundamente cierta. Sin embargo, ahora nos llega el anuncio de este plan de empleo vinculado a la recuperación medioambiental.

Un plan que fundamentalmente nos genera una pregunta: sabiendo que el hotel iba a ser una infraestructura con una duración de muchos años, ¿qué pasará cuando, algún día, la cacareada regeneración medioambiental haya concluido? ¿Qué harán con los puestos de trabajo que, habiéndose creado, se destruyan?  A buen seguro que el plan contiene las respuestas a estas preguntas; respuestas que estamos deseando conocer.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>