El Paseo, peatonal; al menos en fin de semana

José María Sánchez Cañabate · Almería

 260916

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Almería lleva hoy a pleno una propuesta para hacer un estudio de viabilidad de la peatonalización del Paseo.

No voy a ocultar que, como almeriense, me hace mucha ilusión un cambio tan importante en la fisionomía de una ciudad, la mía, la nuestra, que en las últimas décadas ha ganado en belleza y encanto, pero cuyo casco histórico sigue siendo un problema grave, más que nada porque se cuida poco, no se revitaliza en absoluto, está siendo abandonado por los ciudadanos, colonizado por la inmigración africana (con todos los respetos para ésta, pero resaltando también el efecto que sobre el entorno y sobre el comercio ello produce) y convertido en un solar o un desierto desde el punto de vista comercial y hostelero.

Los que peinamos con dificultad alguna cana, recordamos el Paseo de Almería peatonal los domingos, las carreras de bicis (no había carril ídem) y patines por la calzada, los paseos en familia, los juegos de los niños, los paseos y descansos de los mayores y, en definitiva, el ambiente en nuestra calle más emblemática.

Hoy en día, el Paseo sobrevive gracias a los bancos, las tiendas y su condición de eje. Cuando tiendas y bancos están cerrados, es decir, los domingos, es un tétrico desierto, da miedo y pena verlo los domingos, sin vida, sin aire, sin nada.

Algo habrá que hacer con el Paseo, que languidece a velocidad de vértigo mientras nuestros políticos y asociaciones miran para otro lado.

Ha sido Izquierda Unida, que habitualmente se caracteriza más por propuestas rocambolescas que reales, la que ha tenido la feliz idea de al menos proponerlo.

¿Por qué no? ¿Por qué, al menos, no un estudio que nos diga qué pasaría, eso que conocen como plan de viabilidad?

Hoy se va a debatir en pleno y espero que las demás fuerzas tengan la suficiente cintura para votar que sí. Los ciudadanos no queremos quedarnos con la duda de si sería posible o no, cuáles serían las consecuencias que tendría y qué coste supondría, así como sus beneficios económicos.

Dicen sus detractores que en Almería se va más en coche que en otras ciudades, que las calles de su alrededor no están preparadas para soportar su tráfico y que ello podría desviar aún más a la gente a los centros comerciales.

Sus defensores apuntan que revitalizaría el centro y el comercio local y que le daría al centro la prestancia de la calle Larios de Granada o la de la Constitución en Sevilla.

Yo, de momento, apuesto por ese estudio y, por ejemplo, por esa prueba piloto que piden desde Ashal, la Asociación de Hosteleros. Es más, apunto, cuál podría ser: el Paseo, peatonal desde ya los sábados y domingos. Ahí podríamos ver un adelanto de lo que supondría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>