El modelo de que todo es ilegal

Tomás López · Almería

190517

La noticia que contaba ayer Diario de Almería acerca de ilegalidades en el contrato de la gestión catastral de Diputación en la época de PSOE y PAL nos devuelve, un día más, a la situación de que todo es ilegal o, mejor dicho, todo lo que se ha hecho en épocas pasadas es ilegal.

No seré yo el que abogue por la legalidad de esa actuación que ahora se califica de fuera de la ley, más que nada porque no tengo elementos para defender ni esa postura ni la contraria tampoco.

Pero cuando escucho o leo casos parecidos a éste, mi pensamiento siempre es el mismo: es curioso que todo lo que nos parecía absolutamente normal y lógico a todos hace unos años, ahora nos parece sencillamente que nos están robando, que el sistema está corrupto y que la mejor solución es echarse al monte.

Ahora resulta que los políticos, aquellos que hemos elegido entre todos para gobernar nuestro país, comunidad o ciudad, no tienen potestad para contratar a las empresas o profesionales que consideran más oportunos.

No hay duda de que ello es consecuencia de que ha habido mucha manga ancha, mucho cuñadismo y aún más cara dura, como el cemento más o menos, a la hora de meter a enchufe sin miramientos. Cosa en la que, por cierto, no hemos mejorado mucho: no hay más que echar un vistazo al Ayuntamiento de Madrid, al de Barcelona o al grupo parlamentario de Podemos en el Congreso y a ese co-liderado formado por una pareja… de hecho.

Pero huele raro, es altamente sospechoso el hecho de que ahora todo lo que se haya hecho antes resulte ilegal, cuando antes nadie, absolutamente nadie levantaba la voz.

Acaso no se nos ha ocurrido pensar que la interpretación de la ley ha cambiado de forma tan radical, siendo la misma ley, que lo que antes eran decisiones subjetivas del político ahora nos parecen delitos.

Sin entrar en concreto en el caso con el que empezaron estas líneas, resulta absolutamente ridículo que ahora un político, repito, el elegido democráticamente, no pueda contratar una campaña de publicidad en un medio de comunicación sin pasar por una comisión de transparencia o por el criterio de un secretario o un interventor a los que, por cierto, no ha elegido nadie.

¿Nos siguen gobernando nuestros representantes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>