El manifiesto del AVE

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 190815

La jornada de ayer fue la elegida por los alcaldes de Almería, Lorca y Murcia, José Ballesta; el de Lorca, Francisco Jódar; y el de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, para hacer público el ya conocido como ‘Manifiesto del AVE’, un documento en el que se resalta la importancia de la alta velocidad para el desarrollo de esta zona de la península, es decir, el Sureste español. Una fecha que, periodísticamente, se agradece bastante, porque en este mes de agosto no es fácil encontrar temas con los que llenar las páginas de nuestros periódicos.

“El Arco Mediterráneo necesita disponer de “infraestructuras acordes a su relevancia poblacional y económica, que permitan la interconexión entre las provincias que lo conforman”, se dice entre otras muchas cosas en ese documento, que fue presentado con toda la parafernalia posible, en un bellísimo escenario de Lorca, el Palacio de Guevara.

Más allá de la fecha y del escenario, ignoro si se puede esperar mucho más de este evento estival, después de haber observado cómo los presupuestos de este año no apuestan demasiado por esta infraestructura.

Los alcaldes de Lorca, Murcia y Almería también habrán estudiado al dedillo el contenido de los presupuestos y, en cuanto a lo que se refiere al AVE, no estarán muy contentos. Por eso es interesante que manifiesten su descontento con actos como el de ayer, dejando a un lado la disciplina de los partidos. No hay que olvidar que quienes han decidido que sean alcaldes han sido los ciudadanos, a los que se deben.

Y para los ciudadanos, la llegada del AVE es tan importante o más que para los políticos. Tiene cierta lógica que las grandes infraestructuras tarden más en llegar a las esquinas del territorio, como es Almería. Siempre ha sido así y no parece fácil que deje de serlo. En España hay muchos pequeños pueblos y ciudades conectadas con el AVE, debido a su condición de lugares de paso. Sin embargo, tampoco sería ilógico que se apostara por la periferia, como forma de compensar los desequilibrios que esa condición conlleva de por sí.

El caso es que, yendo a la parte valorativa, nos alegramos de la firma y la divulgación de ese Manifiesto, instamos a los abajo firmantes a que lo lleven a sus últimas consecuencias y lo conviertan en un punto de partida para presionar al Gobierno a que realice una verdadera apuesta y que la cosa no quede en la definición que de ello ha hecho el PSOE, es decir, en un “postureo” de verano. En todo caso, el tiempo lo dirá. De momento, es mejor que nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>