El Conservatorio no conservado

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 230916

Llevamos ya semanas leyendo y escuchando los avatares del Conservatorio de Música y Danza de Almería. Avares que incluso se han traducido en movilizaciones y que ponen en serio peligro el comienzo normal del curso escolar.

Los alumnos, los padres y los profesores, es decir, todos los que se meten en ese vetusto edificio de hace dos décadas y media, se quejan de que falta espacio de que existen situaciones kafkianas en el reparto del mismo y de que el edificio en sí no está para albergar nada; dicho con otras palabras, nuestras y no de ellos, que se cae a trozos.

Cuentan ellos mismos, habrá que ver si es así, que la Junta de Andalucía mira para otro lado, que afirma que no se trata de una enseñanza prioritaria, como podría ser la universitaria, la primaria o la secundaria, y que de momento no hay solución.

Ellos siguen adelante con sus movilizaciones y es posible que este año el curso no se lleve a cabo con normalidad. Y estaría bien que ello fuera así, sobre todo porque es realmente flagrante, si es que es cierto, que una administración divida las enseñanzas que de ella depende entre las que son prioritarias y las que no, especialmente si es para que las prioritarias se impartan en edificios a los que se les caen las cornisas o en los que los alumnos se apilan en las aulas como si fueran fardos.

Los alumnos de Música, sus padres y también los profesores no son de primera ni de segunda; son igual que todos los demás y, por tanto, necesitan y tienen derecho a las mismas condiciones y circunstancias que el resto.

Y si el gobierno autonómico no es capaz de sostener unos estudios de Música, que los quite, que ya sería grave, pero lo intolerable de verdad es que los imparta en condiciones que no llegan al mínimo exigible.

Y lo peor del caso es que no se atisba reacción por parte del gobierno autonómico, no hay notas de prensa oficiales, ni peticiones de reunión ni siquiera promesas aunque sean de ésas para salir del paso.

Ahí adentro debe haber metido algún lumbrera que realmente se ha creído lo de las enseñanzas prioritarias y no prioritarias.

No estaría mal que alguien con criterio dentro de la administración le demostrarse al tipo en cuestión quién es el verdaderamente ‘no prioritario’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>