¿Contratar una obra dos veces?

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 280917

No es bonito el asunto que saltó ayer a los medios de comunicación almerienses. Un empresario realizó una llamada a la Cadena SER para informar de que  el Ayuntamiento de Almería lo llamó para que se presentara a un concurso para realizar una obra en el Palacio de Exposiciones de El Toyo y que, cuando quiso ver los detalles de la misma, se encontró de que ésta ya estaba hecha.

La verdad es que, intentando ser positivos y comprensivos, uno puede entender que el problema haya estado en un error, que se haya traspapelado algún documento, que se haya dado un aviso a una empresa de forma tardía, que haya habido un error de tiempos, de personas o de procedimientos.

Sin embargo, hay que decir que no estuvo muy acertado ayer el concejal señalado en este asunto, Juanjo Alonso, que compareció ante los medios de comunicación para afirmar que está muy tranquilo, que duerme a pierna suelta y que estas cosas pasan en los ayuntamientos grandes.

Pues la verdad es que no: que estas cosas no pasan o, al menos, no deben pasar. Más bien cree uno que si ayer Alonso hubiera tomado la palabra y hubiera anunciado una investigación para ver qué es lo que ha pasado, para depurar todas las responsabilidades y para ir hasta el final en la búsqueda de quién se ha equivocado, lo cierto es que nos hubiéramos quedado todos mucho más tranquilos.

Juanjo Alonso es un concejal hasta ahora absolutamente intachable, al que no se le conocen chapuzas, trapicheos ni componendas, ni para ganar dinero ni para hacerlo ganar a alguien cercano. Pero eso no lo convierte ni en infalible ni en inmortal.

Alonso no puede ni debe perder nunca de vista que está al servicio de los ciudadanos, que su labor está y ha de estar siempre supervisada por la administración a la que representa y también por la ciudadanía; incluso por los medios de comunicación que, en parte, para eso estamos. Y desde luego no puede salir, ante un caso como éste, a decir que está muy tranquilo.

El concejal a cuya área acusan de haber pedido presupuesto a una empresa para una obra que ya estaba hecha debe estar nervioso, pero sobre todo debe estar muy enfadado, porque está claro que alguien se ha equivocado gravemente a su alrededor, poniendo gravemente en entredicho tanto su figura como la del equipo de gobierno al que representa.

En este sentido, sin dudar en absoluto de la integridad de un concejal hasta ahora intachable, lo que sí ponemos en duda es que haya actuado con la necesaria habilidad expresiva y comunicativa; es más, estamos seguros de que no lo ha hecho. Eso sí, nunca es tarde para rectificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>