Cazorla quiere ser alcalde

Tomás López · Almería

290515

… y yo, si me dejan, posiblemente también. Está cómodo, Miguel Cazorla, en su papel de coordinador de Ciudadanos en la provincia de Almería, candidato de esta formación a la alcaldía y llave del gobierno en los dos municipios más poblados de la provincia: la capital y Roquetas de Mar.

El ex miembro de GIAL se ha lanzado a la piscina esta semana con dos propuestas que seguramente a todos los que las hayan escuchado les habrá hecho esbozar una sonrisa. Por un lado, decía Cazorla que no le parece un disparate que el cabeza de lista de una formación que ha cosechado tres concejales, como la suya, termine siendo alcalde. Dice que cosas peores se han visto en política, y en eso no le falta razón; y que lo importante no es quién ocupa el sillón, sino el proyecto.

Y acto seguido, sin solución de continuidad, añadía que otra solución posible es que la alcaldía sea rotativa, entre los jefes de las formaciones que integren un posible pacto de gobierno. Le ha faltado proponer, al bueno de Cazorla, que se eche a suertes quién gobierna en Almería. Si total, tampoco es tan importante el cabeza de cartel, en su opinión.

En las filas populares no han hecho tanta gracia estas ocurrencias, que más bien podrían ser catalogadas como ‘hacer un Esperanza Aguirre’, habida cuenta de las propuestas que la aspirante a alcaldesa de Madrid está haciendo, también estos días.

En respuesta a Miguel Cazorla ha salido, en el PP, el número dos de la lista a la capital, que no tendrá cartera en el consistorio capitalino puesto que se marchará de nuevo a Diputación, Javier Aureliano García, quien ha manifestado que ha calificado las propuestas de Cazorla como “despropósito”. Téngase en cuenta que están, ambas formaciones, en pleno proceso de negociación; de lo contrario, qué no habría dicho el concejal popular.

Esté mejor o peor la forma que ha escogido Javier Aureliano, no deja de parecerme que tiene más razón que un santo. Lo de ser alcalde con tres concejales parece más bien una broma, una advertencia de Cazorla para que nadie se confíe demasiado en que va a pactar con él o, incluso, una caña tirada al río a ver si alguien pica. Téngase en cuenta que, por ejemplo, el PSOE tiene prácticamente imposible la alcaldía, si no le apoyan Ciudadanos e Izquierda Unida, es decir, que le hace falta exactamente lo mismo que a Cazorla para alcanzar el gobierno municipal.

Pero lo que ya ha rizado el rizo ha sido lo de rotar la alcaldía, como si fuera la play station en el patio del colegio o el inicio de la actividad en una partida de mus. Por ocurrente, debe saber el señor Cazorla que se puede caer en el ridículo o, lo que es peor, en la indiferencia de la gente.

En Ciudadanos saben muy bien que se mueven en arenas movedizas, entre dos posibilidades que representan el corto y el largo plazo. A corto plazo, cualquiera en su lugar cogería tres buenas concejalías, un puñado de asesores y otro de prebendas y saldría corriendo, dentro de un pacto de legislatura. El problema es que eso, muy probablemente, suponga un suicidio político en el largo plazo, porque los votantes de Ciudadanos no le han dado su confianza a esta formación para que, con su ayuda, terminen gobernando los mismos de siempre, sea PP o sea PSOE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>