Caso Poniente: siete años de espera

José María Sánchez Cañabate · Almería

 170216

Leíamos ayer, en la prensa almeriense, que hay novedades en el ‘Caso Poniente’, ya sabéis, aquél que convirtió en terremoto político, económico y social el Ayuntamiento de El Ejido y que supuso la investigación y acusación contra políticos, empresarios y personal del consistorio ejidense y del municipio en general.

Digo que “recordaréis” porque, a pesar de que el caso está aún sin juzgar, han pasado ya siete años. No es broma. Ayer leíamos que el Juzgado de Instrucción Número 2 de Almería ya tiene en su poder las pruebas periciales y las diligencias necesarias para cerrar la instrucción. Sólo siete años después de abrir el caso.

La verdad es que, con este tipo de noticias, a uno se le vienen a la cabeza aquellas ilustres palabras del que fue alcalde de Jerez de la Frontera, Pedro Pacheco, por cierto también después condenado, cuando afirmó que “la Justicia es un cachondeo”.

No sé si ése es o no el término adecuado, pero es evidente que se cumple, en España, a la perfección, aquello de que “una Justicia lenta no es Justicia”. Ignoro por qué se tardan seis años en comenzar la instrucción de un caso, pero no creo que haya nadie que no piense firmemente que algo está fallando.

Ahora, al parecer, el siguiente paso es iniciar un procedimiento ordinario o abreviado; esperemos que no tan abreviado como el que se ha seguido hasta ahora.

Ahora mismo hay que pensar en la vida de todos esos señores que están inmersos en la causa y que llevan siete años sin saber qué va a ser de sus vidas, en qué situación están y si son o no culpables. Podemos pensar de ellos lo que queramos y, sin duda, algunos, muchos o incluso todos merecerán (el tiempo lo dirá) una condena. Pero puestos a estar como estamos, indudablemente cualquier condena es mucho mejor y más legítima que esta espera incomprensible e injusta.

Y sobre todo, hay que preguntarle a la Justicia si es normal que los ciudadanos, que somos los afectados por éste y por otros muchos casos, no tenemos derecho a saber de una vez por todas qué demonios ha pasado ahí.

Con noticias como ésta, la verdad es que resulta muy complicado creer aunque sea lo mínimo en la Justicia. Sin duda que los responsables de ésta no se lo están ganando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>