Caso alcalde de El Ejido: una vez más, imputado no significa culpable

Álvaro Fuentes Soler · Almería

 230714

Es una pena que haya que poner negro sobre blanco este tipo de cosas, pero desgraciadamente vivimos en un país en el que la madurez democrática está por llegar. Y uno de los aspectos que lo demuestran una y otra vez es la ligereza de todos, pero sobre todo de políticos y medios de comunicación, amén de algún personajillo resentido que sólo escribe al dictado de sus vísceras y su rencor, a la hora de respetar los procedimientos judiciales.

El alcalde de El Ejido, Paco Góngora, está imputado, cierto es. Le van a tomar declaración pasado mañana en la Audiencia Provincial por posibles delitos contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, de infidelidad en custodia de documentos, violación de secretos, y actividades prohibidas a funcionarios públicos.

Si el primer edil del consistorio ejidense resulta culpable, seremos los primeros en pedir públicamente que caiga sobre él todo el peso de la ley. Pero mientras tanto, ¿cuesta tanto trabajo respetar el procedimiento judicial, la presunción de inocencia de este ciudadano y a la propia justicia.

Es una parte del sistema democrático y de derechos que no hemos aprendido a respetar en España. Posiblemente, los primeros en no hacerlo fueron los propios políticos, de todos los signos y partidos, que se han cansado de echarse en cara, como dardos envenenados, sus imputaciones, a pesar de que en muchos de los casos terminan saliendo inocentes (véase, como ejemplos, los de Pepiño Blanco o Francisco Camps). Seguramente, el descrédito de la clase política, sea cual sea su grado, nazca de ahí. Tampoco lo respetan los medios de comunicación, que hacen juicios paralelos antes de que hablen los jueces; y llevados por esa vorágine, tampoco lo respetan ya los ciudadanos, ayudados por las redes sociales que lo aguantan todo.

Nadie se para a pensar, por supuesto, en cómo se sentiría cada uno si resultase imputado y se le condenase públicamente antes de que hubiera sentencia firme. A nadie le importan esas familias, esas imágenes públicas, esas vidas. Todo el mundo se lanza a condenar paralelamente y lo antes posible, no sea que alguien se adelante.

Nosotros, en Almería Al Día, condenamos una vez más esa precipitación a la hora de condenar públicamente a los imputados, condenamos a quienes piden dimisiones de quienes no han sido aún demostrados culpables y condenamos a todo el que no respeta las decisiones judiciales ni la presunción de inocencia. Y por supuesto, despreciamos con toda nuestras fuerzas a los resentidos, a los bañados en odio y rencor, que tergiversan los procedimientos judiciales para machacar a sus enemigos.

Y mientras, que actúe y luego hable la justicia, aunque seguramente, el daño hecho por juicios paralelos ya nadie podrá remediarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>