Cartelería electoral

Tomás López · Almería

 130515

Desde las primeras elecciones democráticas en el actual período hasta ahora han cambiado las formas, nos hemos modernizado, hemos crecido y hemos modificado nuestras pautas de comunicación y de relación social.

Lo que no ha cambiado es que, cada vez que llegan elecciones, se pone todo hecho un asco a base de carteles, pegatinas, folletos y demás mandangas que llevo tres décadas ya preguntándome, sin respuesta, para que sirven.

El Ayuntamiento de Almería ha hecho público un comunicado en el que critica a diversos partidos de la oposición por el despilfarro ‘cartelero’ que está acometiendo en los pocos días que se llevan de campaña electoral.

Nunca es tarde, porque el partido del gobierno municipal, el PP, ha tenido el mismo comportamiento en anteriores elecciones; si ahora no es así, lo celebramos. Pero la realidad es que es realmente vergonzoso ver cómo se despilfarra el dinero en carteles y todo tipo de impresos, que no acabo de creerme que sirvan para que nadie cambie el signo de su voto o conozca a un partido que antes de leer tales mensajes no conociera.

Y luego está el tema de la limpieza, que es el que más critica el concejal Carlos Sánchez, que es quien firma la nota de prensa del Ayuntamiento alusiva a este tema. Realmente deja bastante que desear que un partido que aboga por la limpieza de la ciudad, como hacen todos, se entretenga en fijar carteles en paredes, muros, árboles, fuentes e incluso monumentos.

No puedo comprender a quiénes se les ocurren estas felices ideas y sobre todo qué es lo que pretenden con ello; si realmente piensan que por poner un cartel en un árbol de la rambla va a haber alguien que decida votarlos.

Recuerdo las imágenes de aquellas primeras elecciones municipales en Almería, como las primeras nacionales; aquellos derroches de cartelería, aquella costumbre de la pegada de carteles, que lógicamente no podía salir en el periódico del día siguiente porque se hacía pasada la medianoche y ya no daba tiempo; y aquella exuberancia ‘panfletera’.

Lo recuerdo y no me parece mal aquello, puesto que por aquel entonces no había otra. Pero, ¿ahora? ¿No es más fácil, limpio, ecológico y efectivo Internet? ¿A cuánta gente no se llega a través de estos medios, sin necesidad de gastarse un pastón en papel impreso?

Pues eso: si ése es el camino que escogen para convencernos quienes nos quieren gobernar, no quiero ni pensar cómo nos gobernarán luego.

Previous Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>